Transcurrido cerca de un año de la entrega de las primeras llaves de las viviendas del Sector AR Nuevo de Tres Cantos, apenas el 41% de la promoción está ocupada. Los adjudicatarios de las 590 viviendas restantes han renunciado a ellas, una por una, por el encarecimiento de los precios de alquiler y compra, por la precarización generalizada de las condiciones de vida de los jóvenes y porque, además, la superficie de las casas es menor de la anunciada en la campaña de promoción del Sector.

En 2007, el Ayuntamiento tricantino anunció en su revista municipal la salida al mercado de esta promoción. Parte del parque de viviendas se ofertaría en régimen de alquiler, por 441 euros mensuales. Otra parte, con una superficie media de 70 metros cuadrados, estaba calificada con opción a compra por un precio de 120.000 euros. En la actualidad la renta ha escalado hasta los 550 euros al mes, a los que hay que sumar 70 euros de comunidad por pisos de 55 metros útiles. También el precio de venta ha subido hasta los 180.000 euros.

Para dar salida a estas viviendas, el Gobierno regional modificó en julio la normativa. Desde entonces, el Plan Joven se abrió a las personas mayores de 35 años y el plazo para ejercer el derecho de compra se redujo.

La Asociación Vecinal de Tres Cantos recogió las quejas de los adjudicatarios, que denuncian que los alquileres de estas viviendas superan a las del mercado libre y remitió dos propuestas al Gobierno regional para facilitar el acceso de los jóvenes a estas viviendas: que la promoción se acoja al nuevo módulo que rige el precio de compra y alquiler de la vivienda de protección pública en la Comunidad de Madrid para reducir su precio y que las viviendas vacías puedan ser alquiladas a jóvenes de Tres Cantos con contratos anuales.