Tras varios años de funcionamiento y una vez finalizada las obras del nuevo mercado de Barceló, el mercado provisional construido sobre los Jardines del Arquitecto Ribera deberá desaparecer para devolver a los ciudadanos este espacio entre el museo municipal. Es el objetivo de la recién nacida mesa Vecinos Haciendo Jardines, constituida por el AMPA del Colegio Isabel la Católica, la AV del Barrio de Universidad (ACIBU) y la AV Barrio de Justicia, que exigen el desmontaje del mercado provisional de Barceló construido sobre los Jardines del arquitecto Ribera y la construcción de un nuevo parque de acceso público, tal y como queda estipulado en el pliego de condiciones del concurso.

El futuro de este espacio es, sin embargo, incierto, toda vez que el Ayuntamiento de Madrid baraja preservar la estructura del mercado provisional con el fin de albergar otras actividades.

Las entidades vecinales y ciudadanas recuerdan que el espacio público ‘es la argamasa que vertebra y cohesiona social y territorialmente nuestras ciudades’. Es, añaden, ‘el lugar de encuentro, relaciones y socialización fundamental’. Renunciar a que los espacios públicos cumplan con esta utilidad y que sean de calidad es ‘poner trabas al fortalecimiento y madurez de la ciudadanía y de la sociedad en su conjunto’.

Por ello, no renuncian a recuperar la parcela sobre la que se erigió el antiguo Real Hospicio de San Fernando y que el Ayuntamiento de Madrid compró el 22 de octubre de 1924 para crear un parque. Tres años después, en 1927, se inauguraban los Jardines de Pablo Iglesias, que pasaron a denominarse del Arquitecto Ribera tras la Guerra Civil. En ellos, decía Ramón Gómez de la Serna, había más niños que hierbas. 

En 2009 los jardines dejan de ser tal cosa para acoger, de forma provisional, a los comerciantes del mercado de Barceló mientras duraran las obras de derribo y edificación de un nuevo mercado con el compromiso, por parte del Consistorio, de reajardinar el área al término de las obras y de desmantelar las estructuras levantadas para acoger a los vendedores.