La Plataforma Salvemos la Casa de Campo, integrada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción, Jardineros de CCOO de la Casa de Campo, la Coordinadora de Vecinos de Latina, Marx Madera y la Asoc. Salvemos de la Casa de Campo, permanece aún a la espera de mantener una reunión con Ana Botella, concejala de Medio Ambiente, al objeto de solicitar al Ayuntamiento de Madrid la participación de las entidades ciudadanas en la elaboración del Plan de Uso y Gestión de la Casa de Campo para abordar los problemas que impiden la total salvaguarda de este espacio verde.

También esperan una respuesta de Pedro Calvo, el concejal de Movilidad, a quien pidieron una reunión el pasado 5 de julio, para que las entidades ciudadanas puedan colaborar en la elaboración del plan de restricción del tráfico de vehículos privados, de inminente aprobación, “ya que el cierre de la carretera de Rodajos no supone en absoluto el cierre total del tráfico rodado”.

Luis Segura y Luciano Nabajos, portavoces de la Plataforma, han puesto de manifiesto su preocupación “porque el Plan Especial del Recinto Ferial puede constituir una de las mayores agresiones al equilibrio medioambiental de la Casa de Campo que, no olvidemos, está calificada como Bien de Interés Cultural. El equipo de Gobierno de Gallardón anunció el pasado mes de julio que el cierre al tráfico privado de la Casa de Campo daba satisfacción a una histórica reivindicación vecinal. Eso sólo será así si cuentan con las entidades que, durante treinta años, han luchado para garantizar la conservación de esta privilegiada zona verde para definir su futuro. La pelota está ahora en el tejado del Ayuntamiento. Nosotros permanecemos a la espera de una respuesta positiva”.