La AMPA del Colegio Parque Aluche decidió, en la reunión mantenida el pasado viernes, seguir impidiendo la entrada de sus hijos a clase por el mal estado en el que se encuentra el centro que está siendo objeto de unas obras de remodelación. En virtud de un acuerdo adoptado en el encuentro sus hijas e hijos no entrarán en el centro ‘hasta que no haya una respuesta por parte de la Consejería de Educación, que ha hecho caso omiso de los informes de la dirección del centro y de la inspección educativa sobre el estado del colegio”.

El miércoles día 12, fecha del inicio del curso escolar, los padres ya evitaron la entrada de sus hijos porque el centro “no se encontraba en condiciones higiénicas y de accesibilidad apropiadas” y acudieron a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para protestar por la situación. Tras la visita al centro de un inspector de la Dirección del Área Territorial de Educación de Madrid Capital, el equipo directivo decidió posponer el inicio de las clases hasta el el día de hoy.

Las obras que se estaban acometiendo pretendían la remodelación de diferentes servicios y su adaptación para que pudieran ser utilizados por las personas con discapacidad, ya que el Colegio Parque Aluche es un centro de integración de niños con discapacidad motórica. Sin embargo, “la obra -señalan los portavoces de la AMPA, no solo no ha solucionado los problemas para los que estaba prevista, sino que, en algunos casos, como la cocina y la accesibilidad de los niños con discapacidad, los ha empeorado”.

Las madres y padres de alumnos se han concentrado esta mañana en las puertas del colegio y advierten que continuarán presionando hasta que la Consejería de Educación proporcione una solución a la situación del colegio, cuyos alumnos no han empezado todavía sus clases.

La consejera de Educación, Lucía Figar, no ha contestado todavía a ninguna de las solicitudes de reunión trasladadas por las asociaciones de vecinos tras las elecciones del pasado 27 de mayo. La A.V. Cornisa de Orcasitas (Usera) sigue esperando mantener un encuentro con Figar para hablar de la cesión de una parcela pública para la construcción de un colegio privado en su barrio. La A.V. San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde) espera, asimismo, mantener un encuentro para