El colectivo han convocado una marcha que partirá a las 18:30 de la calle Narváez, a la altura de los Cines Renoir.

En este marco ha emitido el comunicado que reproducimos a continuación:

“Ante la inactividad y falta de respuesta por parte del Ayuntamiento, nos vemos obligados a salir a la calle una vez más. Como ya hicimos el 12 de junio y el 15 de octubre, exigimos una reversión inmediata de la situación actual, en la que en el barrio de Ibiza los m2 de espacio público a hostelería habían crecido un 40% de enero de 2019 a enero 2021 y no han dejado de crecer. El alcalde no nos recibe, el concejal no da respuestas a nuestras peticiones y la modificación propuesta a la ordenanza no pondrá fin a la situación.

Hemos visto como los últimos tramos de bulevar sin estructuras fijas desaparecen, cómo las paradas de autobús están rodeadas de mesas o separadores, cómo las llamadas mesas de baja ocupación, diseñadas para 2 personas sentadas, se llenan bloqueando el paso por la acera y cómo se quitan bancos para permitir más mesas de terrazas.

Hemos aprendido que el barrio de Ibiza es el que tiene más expedientes abiertos, aunque no sabemos qué porcentaje de dichos expedientes se convierten en multas o cierres.

Tras nuestra presión, nos hemos reunido con el concejal del Distrito y con la vicealcaldesa, pero nuestras peticiones no se han visto reflejadas.

Tras estudiar en detalle el proyecto de modificación de la ordenanza, que mantiene todos los problemas de la ordenanza vigente, exigimos una retirada de la totalidad del proyecto. Se ha elaborado excluyendo a los vecinos, y esta Administración ha elaborado un proyecto simplista que no tiene en cuenta la realidad de los ciudadanos que habitan Madrid.

Queremos que se recupere la calidad del barrio que siempre habíamos tenido. Pedimos una reversión total de la situación actual. Que se cumplan los acuerdos y normativas, y que la policía y autoridades actúen ante el ruido, la violencia y las licencias que incumplen la normativa.

Para respetar nuestro escaso espacio público. Para que nuestro barrio siga siendo patrimonio urbano, donde los bulevares sigan siendo zonas verdes, y así el barrio mantenga su estilo residencial y familiar.

Parafraseando una sentencia del TS, están convirtiendo Madrid y nuestro barrio en concreto, en un barrio a modo de parque temático, en vez de un lugar habitable y de convivencia, como siempre había sido. La ciudad se convierte en un problema y no en un sistema de solucionar los problemas de sus habitantes.

Queremos:

• Reversión de la situación actual para que nuestro barrio, patrimonio urbano donde los bulevares sigan siendo zonas verdes, mantenga su estilo residencial y familiar.

• Que se cumplan los acuerdos y normativas, y que la policía y autoridades actúen ante el ruido, la violencia y las licencias que incumplen la normativa.

• Retirada del proyecto de modificación de la ordenanza de terrazas por una elaboración de ordenanza consensuada con los vecinos”.