La Plataforma por la Sanidad Pública de Villa de Vallecas vuelve a convocar a su vecindario a una concentración en protesta por el abandono de la sanidad pública por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid y para exigirle que frene sus políticas privatizadoras. Para ello, ha invitado a los participantes a acudir con sillas y cojines.

No es la primera acción de protesta que realizan las entidades que componen esta plataforma. El pasado 6 de febrero ya realizaron una concentración a la que asistieron más de 500 vecinos y vecinas y han instalado mesas informativas en la calle donde han podido conocer de primera mano el hartazgo de sus convecinos y convecinas ante esta situación. Más de 20 días para una cita médica, grandes dificultades para poder acceder a una consulta presencial, largas listas de espera,… Además, han presentado más de 4.000 firmas ante la Consejería de Sanidad para poder preguntar directamente al Sr. Ruiz Escudero cuáles son sus planes para la sanidad pública en Villa de Vallecas, no obteniendo respuesta alguna hasta este momento. “Parece que al Sr. Consejero le importa poco o nada lo que la ciudadanía tiene que decirle”, asegura Diana Huerta, portavoz de la Plataforma.

La Plataforma sostiene que la Comunidad de Madrid ha apostado decididamente por la destrucción de la sanidad pública y su progresiva sustitución por la sanidad privada a través de la reducción drástica de recursos –tanto materiales como personales–, empujando a la ciudadanía a la contratación de un seguro sanitario privado. “Pero no debemos olvidar que detrás de esos seguros privados lo que hay son empresas privadas que, como toda buena mercantil, busca el máximo beneficio para sus accionistas al menor coste, tanto tienes tanto vales”.

Esta estrategia, repetida en toda la Comunidad de Madrid, es especialmente sangrante en los barrios de Villa de Vallecas, ya que el desmantelamiento de la sanidad pública afecta en mayor medida a su ciudadanía por culpa de las peores condiciones de vida, las agresiones medioambientales que sufre –como la Incineradora de Valdemingómez– y el abandono de los servicios públicos por parte del Gobierno autonómico.

El distrito de Villa de Vallecas, con más de 115.000 vecinos y vecinas no dispone de centro de especialidades ni de Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP). La Comunidad de Madrid incumple su propia recomendación de tener un centro de salud por cada 26.000 habitantes, ya que la ZBS del Ensanche de Vallecas atiende actualmente a 62.356 personas, lo que implica que se tarde hasta 20 días en obtener una cita para medicina de familia.

La Plataforma por la Sanidad Pública de Villa de Vallecas llama a la ciudadanía a la movilización, ya que la presión ciudadana es vital para frenar el desmantelamiento de la sanidad pública en el distrito. “Por cojines, lo conseguiremos” sentencian desde esta plataforma ciudadana.