Los vecinos del madrileño barrio de Vallecas han querido recordar a las víctimas del atentado que el 11 de marzo de 2004 provocó 89 víctimas mortales en las estaciones de El Pozo y Santa Eugenia.

Cerca de 700 personas acudieron al homenaje organizado por la Asociación de Vecinos del Pozo del Tío Raimundo en la primera de las estaciones, en el que leyeron un emotivo manifiesto y guardaron un minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

Félix Palomo, portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vallecas, fue el encargado de la lectura del manifiesto, en el que expresaron el ‘apoyo, recuerdo y solidaridad’ de los vecinos a las víctimas y anunciaron que la Coordinadora promoverá la construcción de dos monumentos en las estaciones de El Pozo y Santa Eugenia.

En la estación de Santa Eugenia, unas 250 personas acudieron a la convocatoria de la Asociación de Vecinos La Colmena para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas, efectuar una ofrenda floral y realizar una marcha silenciosa por las calles del barrio.

La presidenta de la Asociación La Colmena, Marisa García, recordó que el objetivo de la concentración era recordar ‘a nuestros 22 vecinos fallecidos, a todas las víctimas del 11-M y a todos los muertos del mundo por culpa del terrorismo o la guerra’.

Muchos de los asistentes a ambos homenajes portaban los claveles rojos que previamente habían repartido las asociaciones vecinales.