La Coordinadora Vecinal de Latina, integrada por las asociaciones de vecinos del distrito, y la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, han valorado como un avance positivo el acuerdo entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Defensa para que el Gómez Ulla se convierta en centro de referencia para 100.000 personas.

Este acuerdo supone un reconocimiento a la lucha vecinal que durante muchos años han mantenido los vecinos para conseguir una atención sanitaria digna en los dos distritos más poblados de la ciudad de Madrid. Actualmente, los vecinos tienen que acudir a los saturados hospital Clínico y 12 de Octubre que atienden una población de más de medio millón de cartillas, con desplazamientos que en ocasiones superan la hora de duración.

A pesar del avance que supone este acuerdo, las entidades lo consideran totalmente insuficiente, ya que las reivindicaciones históricas del movimiento ciudadano consisten en la cesión total del Gómez Ulla a la red sanitaria pública como hospital de referencia y el destino social de la antigua cárcel de Carabanchel, así como la construcción de un nuevo hospital en estos terrenos, ya que por población sería necesario un nuevo centro que complemente el Gómez Ulla.

Los distritos de Latina y Carabanchel cuentan con un grave déficit de equipamientos por lo que las entidades siguen exigiendo que no se especule con el suelo público y que todos los terrenos de la cárcel de Carabanchel se dediquen a equipamientos sociales que repercutan en la calidad de vida de los vecinos de la zona.

La Coordinadora Vecinal de Latina y la A.V. de Carabanchel Alto se reunirán el próximo jueves para realizar un calendario de movilizaciones para conseguir los objetivos por los que llevan luchando desde hace tantos años y solicitarán reuniones urgentes con todas las administraciones implicadas.