A principios de los años setenta, la constructora Bareco puso en pie la iglesia del Padre Nuestro del barrio de la Alameda de Osuna (Barajas) en una parcela de 400 metros cuadrados inicialmente destinada a albergar los jardines de las viviendas que la constructora estaba edificando en la calle Cantabria.

Más de treinta años después, el Arzobispado ha puesto en venta la parroquia del Padre Nuestro. Julián Moreno, presidente de la A.V. Familiar Alameda de Osuna (AFAO), señala sorprendido que “la Iglesia quiera hacer cartera con una donación” y pide que ceda la parcela al Ayuntamiento de Madrid o al Gobierno regional con el compromiso de que sea destinada a la construcción de una escuela infantil y de un centro de mayores confiando “plenamente en la sensibilidad social de la Iglesia Católica”.

Más de un millar de vecinas y vecinos del barrio han avalado esta reclamación con su firma. Varios representantes de la entidad vecinal registrarán las 1.000 primeras en la sede del Arzobispado (C/ Bailén, 8) el próximo miércoles 17 de octubre a las 11.30h, donde recibirán a los medios de comunicación interesados.