El miércoles 14 de mayo y, tras muchas gestiones de sus representantes, el AMPA del IES Rosa Chacel se entrevistó con Carmen Pérez Llorca, viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid. El AMPA trasladó a la responsable política la rotunda oposición de la comunidad educativa y del barrio a la supresión de la enseñanza secundaria en el instituto, una medida que la Consejería ni siquiera comunicó al centro educativo. La dirección y el profesorado tuvieron conocimiento del recorte cuando el pasado 14 de marzo se abrió la fecha de preinscripción para el curso 2014-2015. Fue entonces cuando descubrieron que la Consejería había suprimido esa oferta.

Desde entonces, el alumnado, el profesorado y el movimiento vecinal y ciudadano del distrito han llevado a cabo dos encierros y han recogido más de 8.000 firmas contra el cierre de la ESO.

A la Consejería, sin embargo, parece no importarle su parecer. “Nos dijeron –asegura Asun López, portavoz del AMPA– que querían liberar espacios para desarrollar ciclos formativos y para aplicar la FP básica, pero aún no saben qué ciclos van a ofertar el curso que viene. El único criterio es que no suponga mucho gasto. Para nosotros, la educación no es un gasto, sino una inversión”.

La portavoz del AMPA asegura que no se resignan a que “las decisiones que afectan tanto a nuestra vida cotidiana sean tomadas de esta manera”, por lo que seguirán hablando con los demás institutos del barrio. “No vamos a competir entre nosotros”, remacha. “Si el problema es de recursos o de escasez de alumnado, como dicen desde la Consejería, exigimos que se termine o se reduzca la financiación de centros privados con fondos públicos”.

Y para dejar claro que no claudican en su determinación de que la Consejería no reduzca la oferta formativa del centro, se volvieron a encerrar en el centro el pasado 22 de mayo.