Según la misiva, el responsable autonómico también ha trasladado este acuerdo a la concejala presidenta de Usera, Rommy Arce.

El envío del documento se produce después de que los vecinos de Orcasur llevaran su demanda a las puertas de la Asamblea de Madrid el pasado 14 de diciembre y de una petición de reunión con la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Hasta la misiva de hoy, Carlos Izquierdo solo había mostrado por escrito su “deseo” de mantener el equipamiento.

“Estamos contentísimos. Al Gobierno regional le ha costado entender que lo que queríamos era un compromiso y no un mero deseo, y por fin lo hemos obtenido. Vamos a celebrarlo, este años nos ha tocado la lotería en Orcasur”, indica Piedad Martínez, presidenta de la Asociación Vecinal de Orcasur. “Pero con esto no terminamos”, advierte. “Ahora vamos a pelear por la construcción de una nueva residencia para mayores asistidos en el barrio o para que en San José se hagan las obras necesarias para acoger a este tipo de usuarios. Vamos a seguir reclamado ese reequilibrio territorial del que tanto se habla y que nunca llega a este barrio”.

Otra de las demandas de la Plataforma Stop Cierre Residencia San José, la que que participan entidades vecinales, educativas y sociales de Usera y Villaverde, era cubrir las nueve plazas que desde hacía tiempo estaban vacantes en el centro. Para alegría de usuarios y vecinos, estas han empezado a cubrirse en los días pasados.

Varias manifestaciones, asambleas multitudinarias y una exitosa recogida de firmas han precedido a esta nueva victoria del movimiento vecinal. Gracias a la movilización ciudadana, los mayores de la Residencia San José seguirán en Orcasur, de la misma forma que los chicos del Centro de Adaptación Cultural y Social (CACyS), que en teoría les iban a reemplazar, continuarán en el barrio de San Juan Bautista (Ciudad Lineal), lugar en el que se ubica el equipamiento.