El laboratorio de análisis clínicos Vicente Soldevilla, inaugurado en 2005 por la Consejería de Sanidad ‘como el más grande y mejor de España’, atiende en la actualidad a más de 700.000 vecinas y vecinos del Área 1 de Salud. Tras el multimillonario presupuesto invertido en el acondicionamiento del espacio y la compra de material y, cuando todavía no ha cumplido los 5 años de funcionamiento, la Consejería de Sanidad ha anunciado que cerrará sus puertas: en adelante será Ribera Salud la empresa (privada) que se hará cargo de los análisis de todos los usuarios de la Atención Primaria y Especializada de Vallecas.

El “negocio” incluye el laboratorio del Hospital Virgen de la Torre, que da cobertura a los pacientes ingresados en ese centro, cuyo cierre impidió la presión vecinal el pasado año. Varias movilizaciones promovidas por asociaciones vecinales y profesionales del centro lograron conquistar la aprobación de un plan funcional por el que la Consejería de Sanidad se comprometía a convertir el centro en un hospital público de gestión directa de apoyo médico, con unidades de paliativos, rehabilitación, crónicos reagudizados, media estancia modulada y hospital de día geriátrico con sus propios servicios de laboratorio y radiodiagnóstico. Apenas un año después, el Gobierno regional anuncia su clausura, una medida que el responsable de Sanidad de la FRAVM, Pepe Cabanillas, califica de “un auténtico despilfarro de recursos que, una vez más, se ponen a disposición del capital privado en un momento de crisis económica en el que, más que nunca, las vecinas y vecinos necesitan de la cobertura de unos servicios públicos y de calidad”.

Los trabajadores del hospital Virgen de la Torre recuerdan que el traslado de los análisis al centro de Ribera Salud, situado en San Sebastián de los Reyes, puede retrasar “horas” la entrega de análisis urgentes, un 30% del total. “¿Quién asumirá la responsabilidad de las consecuencias de la demora en la entrega de estos resultados?”, añade Cabanillas.

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), por su parte, apunta que el proceso efectuado es “de manual”. “Primero -señala- se saca a concurso el laboratorio de los nuevos hospitales semi-privados, luego de concede a una empresa privada (Ribera Salud) en la que `casualmente’ trabaja uno de los actuales directivos de la Consejería, luego se derivan a la nueva empresa las muestras correspondientes a las áreas donde están ubicados los nuevos centros, dejando sin trabajo a los laboratorios preexistentes, a pesar de que tienen una dotación tecnológica moderna y recientemente instalada y un personal especializado y bien cualificado, y por fin se cierran”. Para la ADSPM, el Gobierno regional aprovecha el “momento en que la opinión pública esta `entretenida’ con la `epidemia mediática’ de la gripe” para que la “maniobra privatizadora” pase desapercibida.

No lo ha conseguido: la Plataforma en Defensa del Hospital Virgen de la Torre ha convocado una manifestación para el 29 de septiembre a las 19h. que partirá desde el centro de salud Federica Montseny, situada en el número 285 de la avenida de la Albufera, en Vallecas, hasta el hospital Virgen de la Torre.