Informar antes de sancionar. Eso es lo que la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) cree que debería haber hecho el Ayuntamiento de Madrid antes de empezar a multar a las vecinas y vecinos por reciclar mal su basura. “El Ayuntamiento de Madrid, sin embargo, se da por satisfecho con la difusión de una simple circular sobre la correcta separación de residuos para empezar a multar a quienes no lo hacen bien. Hay que educar, no castigar. Para ello -subraya- es necesario activar una campaña informativa sostenida en el tiempo y que el propio Ayuntamiento de Madrid dé ejemplo minimizando los residuos que genera, reciclando y promoviendo actuaciones que respeten el medio ambiente”, remata.

A tal fin, la Federación vecinal ha pedido en la comisión informativa del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento que no aplique las medidas coercitivas y sancionadoras contempladas en la Ordenanza de Gestión de Residuos hasta que la población esté debidamente informada y cuente con los contenedores suficientes para garantizar la correcta separación de residuos.