El aeropuerto de Barajas es, en la actualidad, el cuarto aeródromo europeo en tráfico de pasajeros por detrás de Londres-Heathrow, París-Charles De Gaulle y Frankfurt. Más de 50 millones de personas viajan al año en los vuelos que despegan o aterrizan desde Barajas. En la otra cara de estas “triunfales” estadísticas, más de 500.000 personas sufren las consecuencias de este intenso tráfico aéreo, entre ellas las casi 40.000 que viven en el municipio de San Fernando de Henares que, desde hace años, han plantado una intensa batalla contra las sucesivas ampliaciones del aeropuerto.

La última de ellas está resultando especialmente problemática por la abusiva utilización de la pista 15 R para el desarrollo de las operaciones de despegue en configuración sur, cerca del núcleo urbano del municipio. La propia AENA reconoce que, debido al uso simultáneo de las pistas 15R y 15L, han modificado las rutas acercándolas más aún al casco urbano sanfernandino. “El ruido ahora es insoportable -señalan los representantes de la AV Parque de Henares-, más aún por la noche”, lamentan. “Además, -subrayan- es ilegal sobrevolar poblaciones en despegue a menos de 10.000 pies de altura”.

Por todo ello, la asociación vecinal se ha sumado a la iniciativa aprobada por el pleno municipal del Ayuntamiento de San Fernando el pasado 16 de abril de solicitar a AENA, a la Dirección General de Aviación Civil y al Ministerio de Fomento que deje de utilizarse en operaciones de salida la pista más cercana al casco urbano. ‘Estas pistas sólo pueden utilizarse -recuerdan- cuando las condiciones meteorológicas pueden afectar a la seguridad o a las operaciones de mantenimiento de pistas’. Por todo ello, han iniciado una recogida de firmas que dirigirán a los referidos organismos y una campaña en la que animan a sus vecinos a escribir a ofima@aena.es para denunciar las consecuencias del ruido provocado por los despegues.