Tal y como indica el responsable de Sanidad de la FRAVM, José Vicente Cabanillas, “el encuentro del sábado es sumamente importante y servirá para marcar la estrategia del movimiento por la sanidad pública en los próximos meses, y tal vez para elaborar una tabla de reivindicaciones de cara a los partidos políticos y al parlamento que surja de las próximas elecciones generales”. Desde las 11h, delegaciones de diferentes territorios del Estado español debatirán en el citado centro de mayores de Moratalaz cómo articular en los próximos meses una coordinación de ámbito estatal para dar respuesta a los planes privatizadores de la sanidad que no solo afectan al ámbito autonómica sino también europeo e internacional. Hasta el momento, han confirmado su asistencia delegados de las Mareas Blancas y plataformas en defensa de la sanidad pública de Cataluña, Baleares, Aragón, Valencia y Murcia. Además, aunque no podrán viajar mañana a Madrid, delegaciones de Galicia, La Rioja, Cantabria y Euskadi han enviado documentos para enriquecer la asamblea estatal.

45 Marea Blanca

Sin duda, el encuentro servirá para calentar motores de cara a la movilización del día siguiente. La 45 Marea Blanca, fiel a su cita del tercer domingo de cada mes, recorrerá desde las 12:00 el tramo que separa la Plaza de la Cibeles del Ministerio de Sanidad, sito en el Paseo del Prado. En el marco de la actual campaña electoral, la marcha, que desde 2012 promueve la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MESAP) una vez al mes, será usada como “altavoz y una oportunidad para que la ciudadanía, desde la unidad y la lucha, siga exigiendo el blindaje del Sistema Público Sanitario derogando la Ley 15/97 que permite la privatización sanitaria, la garantía de la salud como derecho fundamental revocando el artículo 135 de la Constitución Española y la recuperación de la Universalidad del Sistema Nacional de Salud”.

Además, tal y como indica la MEDSAP-Marea Blanca en un comunicado, “demostrará, una vez más, su rotundo rechazo al saqueo al que se está sometiendo a la sanidad pública madrileña”, insistiendo en su exigencia de “recuperar un patrimonio de la ciudadanía, la obligación de reorientar las políticas sanitarias y situarlas en el centro como elemento esencial de igualdad y cohesión”.

“Resulta completamente intolerable en una sociedad democrática que un sistema de protección social ejemplar como el sanitario, derive hacia situaciones completamente contrarias al objetivo que debería perseguir. Ejemplo de ello es la cronificación y avance de las desigualdades en salud, el mantenimiento de la exclusión sanitaria a través de leyes injustas e injustificadas, la inadmisible lista de espera quirúrgica que hoy supera las 78.000 personas, un proceso de privatización imparable pero más oculto y opaco, implantación de fórmulas “exóticas” como los Pactos de Gestión favoreciendo la derivación a centros privados, la pérdida de 8.000 profesionales sanitarios, el desprecio por la atención primaria, el hundimiento de la Salud Pública, etc.”, concluye la citada nota de la red ciudadana, en la que participa la FRAVM de manera muy activa.