Tal y como marcan los estatutos de la entidad, las 21 personas que aquella jornada fueron votadas para formar parte de la nueva dirección eligieron ayer los cargos nominales que regirán la organización durante los próximos tres años. Así, junto a Villalobos, de la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas, escogieron a Javier Cuenca, de la AV La Incolora de Villaverde Alto, como vicepresidente, Mercedes San Ildefonso, de la AV Avance de Moratalaz como secretaria y a Jorge Nacarino, de la AV Puente de Vallecas-San Diego, como tesorero. Un equipo con un gran recorrido en el movimiento vecinal que, junto a las otras 17 personas que componen la junta, tratarán en este mandato de llevar la organización a todos los municipios de la Comunidad de Madrid, reforzar el papel de las asociaciones de barrio en sus territorios y, junto a otras organizaciones sociales, defender derechos sociales y libertades públicas hoy en peligro.

La nueva junta está conformada por 8 mujeres y 13 hombres. 5 miembros representan a asociaciones de municipios de fuera de la capital, y el resto a colectivos de 15 distritos diferentes de Madrid ciudad. 8 junteros/as son nuevos/as, mientras que 13 repiten mandato.

Con 51 años y una amplia experiencia en el movimiento asociativo de la región, formador de profesión, Enrique Villalobos Juan lleva en la junta directiva de la FRAVM desde enero de 2011, aunque hasta julio de 2015 no ocupará el cargo de presidente que ayer revalidó.

Miembro muy activo de la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas desde 2003, entre 1996 y 2000 Villalobos ejerció como presidente de la Federación Scout Regional de Madrid, aunque pertenecía a esta desde su fundación, en 1992. Oriundo de Moratalaz, en su actual barrio del ensanche vallecano y asociación vecinal se ha centrado en cuestiones como el ciberactivismo para la participación vecinal, la lucha contra la venta de viviendas del IVIMA a fondos buitre y, de manera muy especial, en la batalla contra las emisiones tóxicas y la contaminación odorífera procedente de la planta de Valdemingómez. En este último campo, con su asociación y la FRAVM, ha logrado hitos importantes como la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Madrid para reducir los malos olores del parque tecnológico o la constitución, en el último trienio, de un grupo de trabajo sobre contaminación odorífera en el que participan diferentes ayuntamientos del sureste de la región, la Comunidad de Madrid y, por supuesto, la FRAVM.

En los ochenta, Villalobos participó en los movimientos pacifista y estudiantil. Tras estudiar Geología en la Universidad Complutense, se incorporó al mundo laboral como formador y gestor de proyectos, ámbito en el que ha trabajado desde entonces. Más allá de su cargo directivo, en la FRAVM es responsable del Área de Formación y de su Escuela Vecinal, una iniciativa que se ha desarrollado enormemente en estos tres años, gracias a la organización de decenas de acciones formativas dirigidas a las entidades vecinales.

En su último mandato, Villalobos ha conseguido que la federación llegue a los 287 colectivos de barrio que hoy la componen, la cifra más alta en sus 42 años de historia. De esta forma, actualmente está presente en 50 municipios de la Comunidad de Madrid y en los 21 distritos de la capital (y en 102 de sus 132 barrios administrativos).

Siguiendo la estela de sus predecesores, Villalobos ha afianzado la proyección pública de la entidad, tanto en las instituciones como en la sociedad, incrementando su interlocución con las administraciones y los grupos políticos y otras organizaciones sociales, sin perder su autonomía y capacidad de presión en la calle. En este marco, hay que destacar logros en este trienio como la creación de la Oficina del Sur y Este de Madrid, que nace con el fin de reducir el desequilibrio territorial de la capital desde una mirada periférica; la puesta en marcha de la Unión de Carreras de Barrio de Madrid; la visibilización y denuncia de fenómenos como la proliferación de locales de apuestas en algunos barrios y la expansión de las Viviendas de Uso Turístico en otros; la participación activa de la FRAVM en la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales de Madrid (CEAV), en cuyo marco ha impulsado la creación de una Comisión de Igualdad; o el reconocimiento oficial de la federación, que en 2017 llegó en forma de sendas declaraciones institucionales del Ayuntamiento y de la Asamblea de Madrid con motivo del 40 aniversario de su legalización.

La Junta Directiva de la FRAVM quedó ayer constituida de la siguiente manera:

Presidente: Enrique Villalobos (AV PAU del Ensanche de Vallecas, Vallecas Villa)

Vicepresidente: Javier Cuenca (AV La Incolora, Villaverde)

Secretaria: Mercedes San Ildefonso (AV Avance, Moratalaz)

Tesorero: Jorge Nacarino (AV Puente de Vallecas-San Diego, Puente de Vallecas)

Vocales

– Silvia González (AV La Unidad de Villaverde Este,Villaverde)

– Elena Sigüenza (AV El Parque de Comillas, Carabanchel)

– María Rosa Hidalgo (AV Barajas, Barajas)

– José Antonio Fernández de Cañete (AV Parque Henares, San Fernando de Henares)

– Ana María Martínez (AV de Quintana, Ciudad Lineal)

– Javier Espinosa (AV Palomeras Bajas, Puente de Vallecas)

– Juan Carlos Pérez (AV La Solidaridad, Fuenlabrada)

– Julio López de La Sen (AV El Organillo, Chamberí)

– Agustina Serrano (Plataforma Vecinal San Blas-Simancas, San Blas-Canillejas)

– Manuel Osuna (AV La Corrala, Centro)

– José Luis Fernández de Casadevante (Los Pinos de Retiro Sur, Retiro)

– Juan Antonio Cordero (AV Orcasitas, Usera)

– Helios del Pozo (AV del Municipio de Majadahonda, Majadahonda)

– Ángel Oliva (AV Colonia Juan Tornero, Latina)

– Carmen Míguez (AV Cuatro Caminos-Tetuán, Tetuán)

– Gabriel Muñoz (AV Tres Cantos, Tres Cantos)

– Mª Rosario del Campo (AV Montecarmelo, Fuencarral- El Pardo)