La A.V. Las Rosas (San Blas), a cuyos miembros ha pillado por sorpresa la firma del protocolo de actuaciones Ayuntamiento de Madrid, el Club Atlético de Madrid y Mahou para transformar el estadio Vicente Calderón en un parque público y trasladar el Club de Fútbol al Estadio Madrid, insta al equipo de Gobierno de la ciudad a que cuente con la participación de las entidades vecinales en el desarrollo de la operación ya que “puede provocar graves problemas de movilidad en el barrio. Los accesos de Las Rosas a la M-40 apenas absorben el tráfico actual, por eso, es de suponer que la afluencia de miles de personas al estadio producirá graves colapsos circulatorios”.

Con ocasión de la firma del protocolo, Manuel Gómez, presidente de la A.V. Las Rosas, ha recordado algunas de las reivindicaciones de la entidad en materia de movilidad que “la operación hace más urgentes y necesarias que nunca: la ampliación de la línea 2 de Metro hasta el estadio; la instalación de una parada de las líneas 286, 288 y 289 de autobús en la futura estación de metro de Las Rosas; la ampliación de la línea 15 de autobús desde la Puerta del Sol hasta el estadio deportivo y, por último, la apertura de una línea de cercanías para pasajeros desde Chamartín hasta San Fernando con parada en las inmediaciones del estadio. La adopción de estas medidas permitirá, por fin, mejorar la comunicación entre San Blas y el resto de la ciudad”.

El resto de asociaciones vecinales de los ámbitos afectados, fundamentalmente la A.V. La Amistad de Canillejas y la A.V. Las Musas, valorarán en septiembre las consecuencias del traslado junto con el resto de entidades de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de San Blas.