Tras la llegada del material, en función de las necesidades de sus barrios, la FRAVM lo repartirá entre sus asociaciones federadas, para que estas a su vez lo distribuyan entre las familias que más lo necesitan. “La crisis actual se está cebando con un número cada vez mayor de hogares, familias que muchas veces no disponen de recursos para poder protegerse adecuadamente del virus, y que se ven obligadas a reutilizar una y otra vez las mascarillas, poniéndose ellas mismas en peligro y también a los demás. Esto no puede ser, todo el mundo tiene derecho a una seguridad sanitaria mínima y las administraciones deberían garantizarlo, pero como no lo hacen, para cubrir esta y otras necesidades, surgen redes vecinales de apoyo en los barrios o iniciativas solidarias tan valiosas como esta”, ha indicado Villalobos tras recibir la donación.

Se estima que, de media, una familia puede gastar entre 70 euros y 150 euros al mes en mascarillas, un producto de obligado uso en la actual fase de la pandemia de la Covid-19 que supone un gasto extra que no todas se pueden permitir.

Las 600.000 mascarillas de hoy forman parte de una donación de 4 millones de unidades que Redpop y Aikon Logist tienen previsto distribuir de manera gratuita en los distritos y municipios de Madrid más afectados por la Covid-19. Para ello, además de la FRAVM, contarán con la colaboración de otras entidades como Cáritas, Cruz Roja Española, Fundación Lares y las Hermanas Hospitalarias de Madrid.

Las mascarillas donadas son de tipo quirúrgico, de tres capas y un solo uso, y cuentan con la certificación UNE0064-1. En los próximos días los colectivos de la FRAVM comenzarán a repartirlas en sus sedes de barrio y redes vecinales a través de packs familiares de 50 unidades.