Pese al crecimiento de su participación en el mundo del trabajo y de sus niveles educativos, las mujeres continúan siendo objeto de discriminaciones y sobreexigencias que limitan su acceso al empleo y al desarrollo personal y profesional. En este contexto, resulta imperativo aplicar la perspectiva de género al diseño de las políticas de empleo y formación para avanzar hacia una efectiva igualdad de oportunidades entre mujeres y varones en el mercado laboral. Si las políticas de formación no tienen una mirada integral y estructurada que desarme, cuestione y desnaturalice estas pautas sociales, se constituyen en reproductores y reforzadores de la misma.

Por todo ello, el proyecto europeo Equal Aldebarán, en el que participa, junto a otras entidades –Mujeres Vecinales, la Unión de Cooperativas Madrileñas de Trabajo Asociado (UCMTA), la Asociación Semilla para la Integración Social del Joven, la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, y la consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid- la FRAVM organizó un taller dirigido a los profesionales de la formación dirigido, precisamente, a proporcionarles herramientas para aplicar la perspectiva de género a la formación ocupacional. He aquí algunas de las claves del programa:

– Situar los conceptos de género, igualdad, discriminación, teoría de la construcción social de los géneros, identidad de género, socialización de género, androcentrismo, sexismo…– Sensibilizar sobre las desigualdades, jerarquías y relaciones de poder que configura el sistema sexo-género en nuestra cultura y la influencia del lenguaje como transmisor de dichas desigualdades – Aproximar a las personas participantes a la teoría de género y usarla como base para aplicar en los módulos de formación técnica.