“Con este escrito veníamos a recordar al alcalde la legislación que obliga a las administraciones a retirar este producto de las instalaciones públicas, aunque nos consta que él lo sabía”, sostiene la citada asociación vecinal en una nota que acaba de hacer pública.

“Hace ahora un año -continúa- se aprobó una moción para, a partir de un estudio de detección de lugares con este producto nocivo para la salud, planificar un abordaje de las distintas situaciones (..). El Ayuntamiento de Leganés ya tiene un censo de instalaciones municipales que tienen amianto, pero no se ha movido un dedo para abordar este grave problema de salud”.

Por eso, la entidad, impulsada por la preocupación de familias y profesores, se atrevió a sugerir al Consistorio que usara el periodo de vacaciones de la Semana Santa para la retirada del polémico tejado de la escuela. “El Ayuntamiento de Leganés, y su máximo responsable, Santiago Llorente, han desperdiciado esta oportunidad para atender esta necesidad y obligación legal”, se lamenta la asociación, antes de recordar que el equipo de Gobierno “no ha hecho nada, ni siquiera se ha informado a las familias de los colegios que tienen ese problema”, entre lo que se encuentra Jeromín.

“Parece que esta cuestión no forma parte de las prioridades de su gestión, a pesar de ser un problema de salud pública”, se queja el colectivo vecinal, antes de plantearse las cuestiones siguientes: “han corrido mucho más para pagar las sentencias judiciales de millones de euros –y ya van más de 20 millones- por mala gestión de algunos expedientes. ¿Es que unas leyes son más importantes que otras? ¿Es que el PSOE de Leganés quiere que vayamos a los tribunales por no hacer cumplir la ley en protección de la salud de los vecinos y vecinas? Sabemos que no es problema de dinero, porque les llega para pagar a entidades urbanísticas privadas. Entonces, ¿por qué seguir demorándolo?” Hasta la fecha tan solo se ha eliminado el amianto del Pabellón Manuel Cadenas, aprovechando su rehabilitación.

Por todo lo anterior, la Asociación Vecinal San Nicasio demanda al Ayuntamiento que haga público el censo de colegios e instalaciones municipales que tienen este producto, un paso previo a su retirada, que reclama se realice “a lo largo del verano de 2018”. “El presupuesto no es mucho, desde luego que mucho menor que el de una sola de las sentencias que ya se han pagado, y la urgencia de proteger la salud de los niños y niñas en su escuela y colegio está por encima de cualquier prioridad y presupuesto”, subraya la entidad.

Por último, la AV San Nicasio demanda ampliar el censo de establecimientos con amianto a otros edificios de carácter privado, para proceder, igualmente, a su eliminación, teniendo en cuenta a sus propietarios y a la Comunidad de Madrid.

Precisamente otra asociación vecinal de Leganés, la AV de Zarzaquemada, ha registrado en el Consistorio una propuesta de moción en este sentido para someterla a la aprobación del próximo pleno municipal, que tendrá lugar el 12 de abril. En ella, se proponen hasta diez medidas destinadas a acabar con el amianto en la localidad, entre las que destacan un estudio de las viviendas y edificios públicos y privados afectados, la constitución de una comisión de control y seguimiento, la creación de una partida presupuestaria ad hoc y la habilitación de un espacio en el que depositar residuos domésticos que contengan amianto.