Con la puesta en marcha de una escuela taller, la AV La Elipa (Ciudad Lineal) ha logrado dar una respuesta parcial a dos problemas que afectan de forma directa a la población de su barrio: el desempleo juvenil y la conservación y el cuidado del emblemático pinar de La Elipa, cuya degradación la asociación lleva años denunciando.

La Escuela Taller de Jardinería, creada en el marco del Plan de Empleo que la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y la AV La Nueva Elipa promueven en colaboración con la Agencia para el Empleo del Ayuntamiento de Madrid y la Junta Municipal de Ciudad Lineal, ofrece un programa mixto de formación y empleo gracias al cual ocho jóvenes desempleados, de entre 17 y 23 años, están aprendiendo el oficio de jardinería para, después realizar trabajos prácticos en el barrio de La Elipa.

Los alumnos participantes, que podrán obtener el título de E.S.O. al término de la sesión formativa, iniciaron las sesiones teóricas del curso el pasado 14 de junio en el Centro de Formación que tiene la Agencia de Empleo en el distrito de Vallecas, pero dispondrán de una sede propia en unas aulas del CEIP San Juan Bosco.

Las prácticas de jardinería se llevarán a cabo, en el CEIP San Juan Bosco, en el pinar de La Elipa; en el acceso al pinar, cerca de la confluencia de las calles Santa Irene y José Luis de Arrese, en la  zona del Templete y  en algunos otros espacios ajardinados de los aledaños.

Antidio Vinuesa, presidente de la asociación vecinal, se siente especialmente satisfecho de poder dar respuesta a la degradación del pinar. “Desde hace ocho años -apunta-, organizábamos un cross popular bajo el lema ‘Salvemos el Pinar’, pero no vale con hacer una carrera y olvidarse el resto del año de este espacio”. Fue así como surgió la idea de crear una escuela-taller en la que “esperamos que pronto puedan participar 30 alumnos por curso”.

La Escuela Taller de Jardinería de la Elipa es una de las últimas actuaciones del Plan de Empleo que desde el año 2009 se lleva a cabo en Ciudad Lineal y gracias al cual 134 personas desempleadas han obtenido asesoramiento y ayuda para favorecer su inserción en el mercado laboral. También se han llevado a cabo programas de orientación laboral en la que durante 2010 han participado 119 vecinas y vecinos y acciones formativas en materia de desarrollo personal y laboral y nuevas tecnologías en las que han intervenido 57 personas.