Si alguien está de acuerdo con que la “Calle 30” es un horror, como ha calificado la Fundación para el Progreso de Madrid en su Catálogo de buenas prácticas y guía de los horrores urbanos, es la A.V. La Flor y los vecinos del barrio del Pilar. Así se puso de manifiesto en una asamblea que tuvo lugar la pasada semana en el Instituto Príncipe Felipe. En el encuentro se acordó incrementar e intensificar las acciones de protesta contra el proyecto de construcción del by pass norte de la M-30 bajo la actual avenida Monforte de Lemos, una de las principales arterias del barrio del Pilar. Los vecinos denuncian que para su ejecución se levantará en canal toda la vía hasta una profundidad de 10 metros, “abriendo una brecha que partirá en dos la circulación peatonal y automovilística del barrio”.Según el proyecto presentado por el Ayuntamiento, la M-30 norte contará con ocho carriles de circulación -cuatro en cada sentido- cuando la avenida Monforte de Lemos cuenta actualmente con cuatro, dos por sentido y se encuentra delimitada por torres de entre once y trece pisos. Así, denuncia la A.V. La Flor, “las excavaciones pasarán a un metro escaso de varios de estos edificios siendo, además, más profundas que los cimientos de estos bloques de viviendas”. En ese sentido, temen que “los edificios colindantes se vean dañados por las obras y por el impacto de las vibraciones producidas por la circulación de vehículos a alta velocidad”. Además, añaden, “tendremos que circular más kilómetros porque no hay una entrada hacia la M-30 norte desde el Barrio del Pilar”, amén del evidente incremento de la polución atmosférica y acústica. Éstas y algunas más son las razones que, desde el mes de junio, han empujado a los vecinos a pedir al Ayuntamiento un trazado alternativo al by pass.AlegacionesEn mayo de este año, tanto la FRAVM como la A.V. La Flor presentaron, en base a las mencionadas consideraciones, una serie de alegaciones al expediente Mejora de calzadas de servicio y conexiones en la avenida de la Ilustración sometido a información pública a partir de su publicación en el BOCM el 26 de abril de 2004:

Se levante acta notarial del estado actual de los edificios que se verán afectados por las obras, especialmente los situados en el tramo más crítico de la avda. Monforte de Lemos, comprendido entre Vereda de Ganapanes y avda. de Betanzos.

Se tomen las medidas necesarias para evitar el impacto que supondrá para los vecinos la citada obra durante, probablemente, más de dos años.

Se resuelva la, en teoría, disminución del tráfico previsto en la zona, en beneficio de los vecinos en el sentido de crear nuevas zonas verdes.

Consideramos necesaria la actuación urbanística de cara a los peatones con bulevares, zonas verdes, aceras más anchas, etc. en: la Avenida de la Ilustración, Cardenal Herrera Oria y Monforte de Lemos con el objetivo de adecuarlas a un entorno de ciudad habitable y no como vías rápidas en beneficio exclusivo del tráfico rodado.

Se prolongue el plazo de alegaciones, al menos otros 20 días más.

Se respete y recupere el valioso bulevar que este mismo tramo posee actualmente, poblado por bastantes especies arbóreas, que necesariamente será destruido por las obras si se desarrollan tal como están previstas en los documentos entregados por la Concejalía de Gobierno de Urbanismo, Vivienda e Infraestructura. Aunque posteriormente se pretenda reconstruir el bulevar, no creemos que llegue a tener la frondosidad de que goza el actual, dado que difícilmente dispondrá de suficiente subsuelo fértil para llegar a la situación actual.

Se extremen las medidas para evitar o paliar el impacto de las obras en el vecindario, especialmente en el colectivo de comerciantes, en su mayor parte pequeños y con escasa capacidad financiera para soportar un periodo de tiempo tan dilatado (superior a dos años) con una disminución sustancial de la actividad comercial, como seguramente inducirá la obra.

El proyecto tiene prevista su ejecución en un plazo cercano a los tres años. Durante la ejecución se producirá un impacto medioambiental, previsto y descrito en la “Memoria de impacto medioambiental”, así como molestias en la circulación de vehículos y peatones, pero no se especifica el número de vecinos y la cantidad de pequeños comerciantes afectados, ni tampoco la incidencia en el deterioro de los servicios.

Hay que tener en cuenta que la avenida de Monforte de Lemos alberga a la Junta Municipal del distrito de Fuencarral, un centro médico notable, numerosos comercios minoristas, numerosos bares y terrazas y el enorme centro comercial La Vaguada, por donde desfilan centenares de miles de ciudadanos al cabo del año.

Se adopten las medidas necesarias para evitar el impacto medioambiental permanente que previsiblemente se producirá en la zona, especialmente en la citada avda. de Monforte de Lemos. Nos referimos al impacto que producirán miles de vehículos circulando a alta velocidad (según nuestras informaciones, actualmente circulan por algunos tramos de la M-30 más de 200.000 vehículos diarios a velocidades máximas de 90 ó 100 km/h) añadidos a los que actualmente circulan por la actual avenida. Aunque los vehículos circulen por el falso túnel, su contaminación atmosférica será notable, ya que la ventilación del túnel verterá en las inmediaciones de las viviendas, y previsiblemente se hará notar la contaminación mecánoacústica (ruidos y vibraciones en los edificios próximos al soterramiento).Anuncio de movilizacionesRecepcionadas las alegaciones, el Ayuntamiento aceptó levantar acta notarial del estado de los edificios que se verán afectados por las obras, especialmente de los situados en el tramo más crítico de la avda. Monforte de Lemos, comprendido entre Vereda de Ganapanes y avda. de Betanzos y asumir, en caso de que se produjeran, los gastos derivados de las obras de reparación. Pero las obras continuarán según las previsiones. Por eso, los vecinos con las movilizaciones. La primera de las ellas tendrá lugar el domingo 12 de diciembre a las 12 del mediodía en la glorieta de los Arcos de la avenida de la Ilustración, donde la empresa municipal Madrid Calle 30 ha instalado una caseta informativa que, según los vecinos, no ofrece información útil sobre las obras que se realizarán en Monforte de Lemos ni en Salvador Maella. Por eso, colocarán una caseta de cartón donde ellos mismos proporcionarán la información que los vecinos precisen. Asimismo, mantendrán las concentraciones mensuales ante la puerta de la Junta de Distrito de Fuencarral-El Pardo coincidiendo con los plenos ordinarios. La próxima será el 16 de diciembre. Las movilizaciones se mantendrán, anuncian, ‘tanto tiempo como haga falta’, hasta que el alcalde ‘deje de darnos la espalda, nos escuche y retire un proyecto tan inútil y perjudicial”. Amén de las movilizaciones previstas, van a nombrar una persona por cada bloque de viviendas que se encargará de informar a los residentes de su edificio del calendario de movilizaciones según se vaya cerrando. Las calles del barrio, por tanto, estarán de lo más animadas los próximos meses.