Miles de trabajadoras y trabajadores están llamados a secundar las concentraciones que los sindicatos CC OO y UGT han convocado hoy en más de cuarenta ciudades españolas, entre ellas Madrid, a las que seguirán las asambleas de trabajadores y trabajadoras en las empresas durante los meses de julio y agosto, la concentración de delegados y delegadas del día 9 de septiembre en Madrid y, por último, la huelga general del 29 de septiembre con el objetivo de que el decreto de reforma laboral no se abra paso en el ordenamiento laboral español.

La FRAVM invita a la ciudadanía a apoyar estas movilizaciones a fin de que los grupos parlamentarios, que deberán votar en el Congreso la reforma laboral aprobada por el Consejo de Ministros tengan en cuenta los argumentos en contra de las trabajadoras y trabajadores. A saber, que permite un despido más fácil y barato; institucionaliza la temporalidad como vía de acceso al mercado de trabajo; concede más poder a los empresarios y cuestiona elementos fundamentales de la negociación colectiva. En definitiva, se trata de una reforma que merma los derechos de los trabajadores y trabajadoras en beneficio, únicamente, de ciertos sectores económicos y empresariales.