Las Asociaciones de Vecinos de San Nicasio, Zarzaquemada, Nueva Fortuna y Leganés Norte se reunieron el pasado lunes con el alcalde de la ciudad, Rafael Gómez Montoya, para transmitirle la urgente necesidad que tienen de disponer de locales apropiados para desarrollar su actividad de forma adecuada. En palabras de los representantes vecinales, “Gómez comprendió esta urgencia y prometió dar una solución a Nueva Fortuna en el plazo de cuatro meses e incrementar las gestiones ante el Instituto de la Vivienda de Madrid para conseguir un local en Leganés Norte que se habilitaría como sede de la asociación”.

Asimismo, las entidades vecinales sugirieron al alcalde la conveniencia de que la línea 11 de Metro una el barrio de la Fortuna con Metro Sur en el nuevo Polígono Tecnológico que se está construyendo y el barrio de Leganés Norte.