En estos momentos viven en Las Tablas en torno a 24.000 vecinas y vecinos que carecen de centros de salud, polideportivos, bibliotecas, centros culturales, institutos de enseñanza secundaria, mercados, una red de transporte público en condiciones… Lorenzo Álvarez, presidente de la A.V. Las Tablas apunta que “la respuesta de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid siempre ha sido la misma: cuando la gente viva, tendrán sus equipamientos. Bueno pues ya estamos aquí, ya vivimos, pagamos nuestros impuestos y queremos soluciones”.

La asociación nació hace dos años. Desde entonces “hemos resuelto cuestiones como el asunto de las tarifas de Metro Norte y Metro Ligero. Sin duda la presión hizo reflexionar a la Administración y conseguimos pagar por estos transportes lo mismo que cualquier otro/a ciudadano/a del municipio de Madrid. Todo ello nos ha servido para reclamar ante la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento que estos desarrollos deben de ir paralelos a la construcción de las viviendas y de los servicios públicos e infraestructuras que los ciudadanos necesitamos. Esto, como hemos podido comprobar, no ha sido así. Sin recibir ninguna comunicación previa, nos enteramos de que el Ayuntamiento cede dos parcelas para la construcción de sendos centros de acogida para personas en riesgo de exclusión social. La asociación pide que se destinen a otros servicios relacionados con el perfil y las necesidades de los vecinos que habitamos en el barrio y a los servicios básicos que venimos demandando de forma reiterada”.