Después de denunciar a tres vecinos de ACiBU que, durante una concentración vecinal, utilizaron unos dibujos para reivindicar la creación de una ‘playa’ en la plaza de la Luna, y para llamar así la atención sobre la degradación extrema del barrio, el Ayuntamiento de Madrid no compareció en el juicio celebrado ayer en el juzgado de instrucción nº 34.

La concentración se produjo el pasado 10 de agosto de 2006 en la plaza de la Luna, uno de los espacios más degradados de Madrid. La situación de inseguridad había sido denunciada por ACiBU con anterioridad mediante un vídeo que mostraba el tráfico y consumo de drogas en la zona. Apenas un mes antes, una prostituta había sido asesinada en la plaza.

Después de presentar sus propuestas al Ayuntamiento sin obtener ningún tipo de respuesta, y días antes de que comenzaran las obras de rehabilitación de la plaza, los vecinos decidieron reivindicar la creación de la ‘playa de la Luna’ mediante una concentración, y la impresión en el pavimento de algunos dibujos característicos: flores, tumbonas y estrellas de mar. La Policía Nacional intervino, bajo solicitud municipal, y exigió la documentación a los vecinos para formular la posterior denuncia por daños.

Tal y como se demostró en el juicio celebrado ayer -al que el Ayuntamiento no se presentó- la denuncia era delirante: ACiBU utilizó una propuesta artística y creativa para denunciar una situación de extrema gravedad y para trasladar un mensaje positivo a los vecinos: la creación de una ‘playa’, previa a la remodelación de la plaza de la Luna. Los propios agentes que levantaron acta de los hechos y que más tarde acudieron al juicio manifestaron a ACiBU su perplejidad porque semejante denuncia hubiese llegado tan lejos

Mientras, denuncia la asociación, ‘decenas de personas llenan de pintadas las calles y fachadas del barrio a diario y con total impunidad. El Ayuntamiento parece más preocupado en hostigar a los movimientos vecinales que en asumir su responsabilidad en el deterioro y la falta de equipamientos que sufre el centro de Madrid’.

En la actualidad, ACiBU está preparando acciones para denunciar que el barrio se ha transformado en un centro de distribución de droga: la actividad se ha trasladado desde la plaza de la Luna a las calles de los alrededores, afectando gravemente a la calidad de vida de los vecinos de las calles Puebla, Ballesta, Barco, Pez, Madera, Desengaño, la Plaza de Carlos Cambronero, etc.