Desde el pasado mes de mayo, varias emisoras han recibido un expediente de cierre remitido por el Gobierno regional, entre ellas cinco de las quince radios libres de la región: Radio Enlace (Hortaleza), Radio Vallekas, Radio Cigüeña (Rivas), Radio Ritmo (Getafe) y Desencadena Usera. Se da la circunstancia de que estas medidas, que no hacen distingo entre las emisoras sometidas a la lógica del beneficio económico y los medios comunitarios nutridos del trabajo voluntario de cientos de jóvenes vecinos, llegan cuando está a punto de salir del horno una nueva Ley Audiovisual que, a la luz del anteproyecto de ley (art. 18 y 19) recogerá la existencia de un tercer sector conformado por iniciativas de carácter social.

Por todo ello, la Unión de Radios Culturales de Madrid, Desencadena Usera, Radio ELO y Radio Utopía, apoyadas por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha convocado esta tarde un acto público en la sede de esta última en el que se ha hecho pública la Declaración de la ciudadanía madrileña por el derecho a la comunicación digna y en apoyo a las radios libres y comunitarias y se ha presentado una campaña dirigida a denunciar los expedientes de cierre remitidos desde la Secretaría General del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Las organizaciones convocantes han recordado que España es uno de los pocos países de la Unión Europea que no reconoce legalmente este tipo de iniciativas aun cuando, como ha señalado Carlos Sánchez, presidente de la Unión de Radios Culturales de Madrid (URCM) estas emisoras han representado un papel clave ya desde el inicio de la transición en la normalización democrática y la consolidación de la participación ciudadana. En este sentido y remitiéndose al la Declaración de los Derechos Humanos, la Constitución Española, la resolución de Belgrado de la UNESCO y el proyecto de Ley General Audiovisual, entre otras, han denunciando que las administraciones públicas privilegien a las emisoras comerciales con ánimo de lucro en las concesiones administrativas frente a aquellas otras que abogan por la democratización de la comunicación. La portavoz de Desencadena Usera ha anunciado la puesta en marcha de una campaña dirigida a exigir la paralización de los expedientes de cierre y el reconocimiento legal de estas emisoras que incluye una recogida de firmas y difusión de material reivindicativo.

Declaración de la ciudadanía madrileña por el derecho a la comunicación digna y en apoyo a las radios libres y comunitarias

En la Comunidad de Madrid existe una importante tradición de iniciativas ciudadanas en el campo de la comunicación radiofónica. Destaca la experiencia de las radios libres y comunitarias” que cuentan con más de 20 años de trayectoria en nuestra región. Son emisoras de radio gestionadas por entidades democráticas, participativas y sin ánimo de lucro (asociaciones de vecinos, culturales, juveniles, etc.) que como medios de comunicación abiertos desarrollan una importante labor informativa y de dinamización socio-cultural en multitud de barrios y municipios. Se trata por tanto de iniciativas con un marcado carácter de servicio público, que garantizan el pluralismo y el acceso ciudadano ofreciendo un foro público de participación.

Hasta el momento esta realidad y demanda social no ha tenido reflejo legal. Las diferentes administraciones (central y autonómica) han mostrado un inquietante desconocimiento y falta de sensibilidad ante éstas iniciativas sociales, estableciendo marcos jurídicos discriminatorios que impiden la adjudicación de licencias a medios gestionados por entidades sociales. Como muestra, podemos ver la situación de total indefensión en la que se encuentran las radios libres y comunitarias en nuestra región que al carecer de concesión administrativa, se ven continuamente amenazadas por cierres y multas por parte de las Administraciones.

Por otra parte las actuales previsiones legislativas para recoger y regular este tipo de radiodifusión de carácter ciudadano las configura como emisoras de muy reducida cobertura relegando de este modo a estos medios a una actuación minoritaria y marginal que pone en peligro su existencia.

Por estos motivos y teniendo en cuenta: La Declaración de la sociedad civil a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información. El articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los artículos 9, 20 y 48 de la Constitución Española. El Artículo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La Resolución de Belgrado de la UNESCO. La Resolución 69 (Recomendación 2) de la Organización Internacional de Telecomunicaciones (UIT). El Manifiesto Europeo para Medios de Comunicación Comunitarios y de Minorías. El Proyecto de Ley General Audiovisual

CONSIDERAMOS

Que los actuales marcos legales son discriminatorios y obstaculizan la adjudicación de frecuencias y licencias a los medios asociativos gestionados por entidades, con lo que no se garantiza el derecho de la ciudadanía a la comunicación ni el derecho a difundir e informar libremente sus ideas y opiniones (artículo 20 de la Constitución).

Que los medios de comunicación de asociativos suponen una importante herramienta de desarrollo social que garantizan el acceso de la ciudadanía a los medios de comunicación y aportando indudables beneficios en las comunidades donde radican fomentando la participación ciudadana, la vertebración social, sirviendo de mecanismo de integración y convivencia. Son medios que propician la participación plena en la sociedad de la información de todos los ciudadanos y ciudadanas favoreciendo la pluralidad informativa y la democratización y descentralización de la comunicación.

Las radios asociativas se posicionan contra todo tipo de discriminación por razón de raza, opción sexual o discapacidad física y psíquica, apostando por la igualdad entre hombres y mujeres, contra todo tipo de marginación y violación de los derechos humanos y en defensa del medio ambiente, configurándose como un instrumento de comunicación de las organizaciones y movimientos sociales democráticos.

Que el actual dial madrileño no cubre las demandas comunicativas de la ciudadanía ni da respuesta a las necesidades que nuestra sociedad actual demanda. Las concesiones de radio están en manos de empresas privadas lo cual no garantiza la necesaria pluralidad informativa ni un acceso equitativo a los medios.

En este sentido la legislación no debe limitarse a la concesión de frecuencias para su uso sin fines lucrativos (gestión indirecta sin ánimo de lucro) sino que se debe fomentar el establecimiento de medios de comunicación asociativos como espacios de acceso y participación ciudadana.

Que una adecuada regulación debe de recoger, proteger y fomentar la existencia de medios de comunicación comunitarios y asociativos redundará muy positivamente en favor de la sociedad, potenciando valores como la libertad de expresión, la pluralidad, la participación ciudadana, el desarrollo local, etc.

DEMANDAMOS:

La paralización y archivo de los expedientes y procedimientos de cierre abiertos contra emisoras libres y comunitarias de Madrid: Radio Almenara, radio Cigüeña, radio Desencadena, radio Enlace, radio Jabato, radio Ritmo y radio Vallekas.

Que se garantice el derecho de la ciudadanía a contar con sus propios medios de comunicación, asignando frecuencias que permitan la continuidad de las emisoras asociativas que actualmente existen, además de permitir la posibilidad de que se promuevan nuevos proyectos.

El establecimiento de un marco jurídico que reconozca, recoja, fomente y proteja a las radios libres y comunitarias en la Comunidad de Madrid y que abra la posibilidad de que las iniciativas ciudadanas tengan también cabida en la radio y televisión digital.

Que se efectúe una distribución equitativa del dial madrileño destinando un porcentaje de las frecuencias para las radios asociativas. Considerando que en nuestra región ya están cubiertas las necesidades de emisoras comerciales y municipales las frecuencias transferidas en el próximo Plan Técnico de radiodifusión en FM deben destinarse fundamentalmente a otorgar frecuencias y coberturas necesarias para garantizar la viabilidad de las emisoras libres y comunitarias dando así respuesta a una demanda social y ciudadana no cubierta hasta el momento

Garantizar la participación de estas emisoras en la elaboración de las normativas (futura Ley Audiovisual de la CM) y reglamentos así como su presencia en el Consejo Audiovisual de la Comunidad de Madrid.