La docena de colectivos que forman parte de la coordinadora entiende que la decisión de trasladar los residuos de la Mancomunidad del Este al Parque Tecnológico “supone un duro ataque a la salud de los vallecanos y un desprecio más a estos dos distritos, a los que las distintas administraciones, lejos de trabajar para paliar la grave desigualdad que sufren frente al resto de la ciudad y la región, vuelven a castigar, tratándonos como el basurero de la Comunidad de Madrid”.

Ante esto, “todos/as juntos/as dejémosle bien claro al alcalde de Madrid, a la presidenta de la Comunidad de Madrid y al presidente de la Mancomunidad del Este, que Vallecas no puede seguir siendo el basurero de la región”, subrayan los colectivos de Puente de Vallecas en su nota.

Detrás de la movilización del día 19, que comenzará a las 12:00 ante la sede del Ayuntamiento de Madrid, se encuentran las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, La Colmena de Santa Eugenia y La Unión-UVA de Vallecas, el colectivo Kontracorriente y la Asamblea del 15M de Villa de Vallecas, que no están dispuestas a tirar la toalla ante la decisión del Consistorio de aceptar la basura de los municipios del Valle del Henares. Hacerlo supondría renunciar al viejo anhelo vecinal de cierre de la incineradora de Las Lomas, previsto para 2025, y a los planes de reducción de los malos olores procedentes de otras instalaciones del complejo de Valdemingómez.

A este respecto, las entidades vecinales de Villa de Vallecas, el distrito más afectado por las emisiones del parque tecnológico, se hallan muy preocupadas por la cancelación, por orden municipal, de un contrato destinado a la reducción de la contaminación odorífera, y esperan que el Consistorio no deje de actuar ante un problema que aún está lejos de resolverse. El presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, en una reunión que mantuvo con ellos el pasado lunes, demandó al delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad Borja Carabante y a la vicealcaldesa Begoña Villacís información sobre las modificaciones que pretenden incluir en el nuevo contrato, en el marco de una mayor transparencia. No en vano, cualquier modificación en los planes de reducción de malos olores debe tratarse en la Comisión de Seguimiento creada para tal fin hace cinco años y que cuenta con la participación de la FRAVM y la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas.

Tanto en la reunión del lunes como en un encuentro que tuvo lugar el viernes en la Junta Municipal de Vallecas, representantes vecinales de Villa de Vallecas dejaron claro a los responsables municipales que seguirán peleando con todos los medios a su alcance para evitar la llegada a Valdemingómez de las 230.000 toneladas de basura anuales que hasta ahora recibía el vertedero de Alcalá de Henares. Y es que, tal y como sostuvo el viernes Villalobos, hay alternativas, como la utilización del vaso de la planta de Loeches que ya está terminado. “Solo falta que una consejera firme la autorización para poder depositar los residuos, que sean enterrados, y una vez la planta esté acabada, desenterrar, tratar y hacer el tratamiento adecuado, es posible y viable”, indicó el presidente de la federación vecinal.

A petición del Grupo Municipal Más Madrid, mañana el pleno del Ayuntamiento de Madrid debatirá en sesión extraordinaria la ratificación de los acuerdos alcanzados en el pleno del 30 de octubre de 2019, por los que la corporación rechazó la recepción de los residuos de los municipios de la Mancomunidad del Este. Si se procede a la ratificación, ¿el alcalde respetará en esta ocasión la voz mayoritaria de los representantes de la ciudadanía?

En previsión de que Martínez-Almeida no cambie su postura, la FRAVM trata de recopilar en estos momentos toda la documentación necesaria para paralizar, a través de la vía judicial. el traslado a Valdemingómez de la basura del Henares.