Convocada por las asociaciones vecinales La Colmena, La Unión UVA de Vallecas y PAU del Ensanche de Vallecas y por los colectivos Iniciativa Autónoma Acción Creativa-Santa Eugenia Se Mueve, Scout Aldrán, Grupo de Salud 15M Vallecas, Kontracorriente, RSP Villa de Vallecas, MATS, MEDSP-Marea Blanca, Confluir Sanidad y la Plataforma del Sureste en Defensa de la Sanidad, con apoyo de la FRAVM, la protesta arrancó desde el llamado “muro de las lamentaciones”, el lugar donde hace 8 años debería de haberse construido un paso subterráneo al hospital. A las 18:00, hora de comienzo del acto, muy pocas personas se habían congregado en la esquina que forman las calles Enrique García Álvarez y Camino de Basares. Pero poco a poco el grupo se hizo más numeroso y, tras comenzar a andar, muchos vecinos se unieron en diferentes momentos del recorrido. Así, cuando la marcha alcanzó el Virgen de la Torre, el otro hospital de Villa de Vallecas, varios de sus profesionales se sumaron a una manifestación que iba encabezada por una pancarta con el lema “Vallecas por la sanidad pública”.

La marcha finalizó ante la Junta de Distrito, donde los convocantes expusieron sus reivindicaciones. Entre estas se encuentran el citado paso bajo las vías del tren al hospital y dos accesos desde la autovía de Valencia. Esto acabaría con el enorme rodeo que actualmente deben dar los habitantes de Villa de Vallecas si quieren acceder al Infanta Leonor.

Una vez realizados estos tres accesos, que están incluidos en el plan especial de urbanismo del hospital, los colectivos ciudadanos exigen a la Comunidad de Madrid que habilite “líneas de autobús que den un verdadero servicio, tanto al hospital como a los distritos [de Vallecas], haciendo recorridos funcionales”. No cabe duda de que el servicio que presta actualmente el único bus público que llega al centro sanitario, el H-1, es manifiestamente insuficiente.

A falta de un transporte público adecuado, muchos de los usuarios del hospital, que tienen en general de rentas modestas, optan por el uso del vehículo privado. Por eso, los convocantes de la marcha piden también la gratuidad del parking del centro.

En otro orden de cosas, demandan que se dote al hospital de “equipos y recursos humanos suficientes” para poner en marcha especialidades importantes de las que carece como cirugía pediátrica, angiología y cirugía vascular, cirugía torácica y neurocirugía, y que “aumenten el número de camas de 269 a las 700-800 necesarias para atender a una población de 300.000 habitantes”.