El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Coslada condenó hace unos días al concejal de Seguridad y Educación del municipio, Fernando Atienza (PP), a pagar una multa de 650 euros por agredir a un vecino que protestaba por las preferentes de Bankia durante las fiestas de la localidad celebradas el pasado año. El edil tendrá que abonar también las costas del proceso, que podrían ascender a unos 1.500 euros.

Atienza deberá compensar a la víctima con 400 euros en concepto de multa por lo sucedido más otros 250 euros como indemnización por las heridas sufridas por la víctima, de 63 años.

El tribunal considera acreditado que la víctima recibió una patada por detrás cuando protestaba junto a un grupo de personas en la vía pública.

La Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Coslada considera que el concejal debe pedir disculpas por la agresión y abandonar el cargo que ocupa. En un comunicado, la coordinadora apunta que Atienza “no debe de seguir ni un segundo más en su cargo de concejal” ya que, “a pesar del cordón policial que había en el acto, este señor pateó en un acto cobarde y traicionero a una persona mayor, jubilada y víctima de una estafa bancaria”.

Si el concejal no dimite “el alcalde lo tiene que cesar” ya que, de lo contrario, “éste será cómplice de una actuación” que solo demuestra “desprecio por la ciudadanía”.