Las asociaciones de vecinos de los barrios de Quintana y la Elipa y la Asociación de Mayores Ecologistas del distrito de Ciudad Lineal apoyan el encierro que desde el día 21 de febrero llevan a cabo trabajadores municipales en el polideportivo de La Almudena, así como el paro convocado para el día 6 de marzo y las concentraciones que trabajadores y usuarios celebrarán el mismo día a las 13 horas y a las 20 horas, contra la privatización de las instalaciones deportivas municipales. El pasado 14 de febrero el Ayuntamiento de Madrid sacaba a concurso público la gestión del polideportivo de la Almudena, situado en la calle Nicolás Salmerón en el distrito de Ciudad Lineal. “Las condiciones en las que va a pasar a manos privadas este polideportivo – denuncian las entidades vecinales- son una auténtica bicoca. La empresa siempre tiene las de ganar ya que, si no obtiene beneficios, el Ayuntamiento abona el capital necesario hasta cubrir, al menos, un 10% de beneficio. Ahora bien, si la empresa supera ese beneficio, no tiene obligación de devolver ninguna cantidad al erario público. Pero lo peor no es regalarle dinero público a una empresa privada, que ya es grave (hay que tener en cuenta que este polideportivo se ha construido con dinero público para obtener un beneficio privado), sino los perjuicios que va a causar a los trabajadores eventuales que se van a ir a la calle y a los nuevos trabajadores contratados con unas condiciones de trabajo muy precarias y una merma notable en sus salarios. Pero, sobre todo, los más damnificados serán los ciudadanos que utilizan estas instalaciones, ya que van a sufrir un deterioro grave en la calidad de los servicios, como está ocurriendo en otros polideportivos construidos recientemente que ya han sido privatizados y que han empezado elevando los precios, con el permiso del Ayuntamiento de Madrid, como el de Los Prunos, de Hortaleza. Si queremos recibir un servicio público en condiciones y que nuestro dinero revierta en un servicio público, debemos ser conscientes de la necesidad de apoyar y convocar todas las movilizaciones que persigan la gestión pública de los polideportivos públicos y evitar la privatización de los mismos”.

Los representantes de estas asociaciones apoyarán a los trabajadores en las dos concentraciones que tendrán lugar mañana e invitan a hacerlo al resto de asociaciones vecinales.