De igual forma, invitan a Aguirre “a que visite el barrio cualquier día de los cuatro años restantes que quedarían para las próximas elecciones generales y compruebe in situ, la penosa situación de los servicios públicos que dirige”.

“La visita de el 9 de marzo de la Presidenta autonómica a este barrio sistemáticamente olvidado y marginado por la Administración que preside, no es más que una provocación y un lavado de cara con ánimo electoralista, de su nefasta gestión en Villaverde y, especialmente para Butarque”, indica Iván Muñoz, portavoz de AVIB. Según el colectivo ciudadano, Villaverde y Butarque en particular, sufren un severo déficit en equipamientos y servicios públicos que son competencia del Gobierno autonómico de Esperanza Aguirre. AVIB destaca los siguientes:

“Butarque sigue siendo uno de los pocos barrios de Madrid que carecen de acceso a la red de Metro. A pesar de la promesa de Esperanza Aguirre realizada la pasada legislatura de que “ningún madrileño tendría una parada de Metro a menos de 500 metros de sus viviendas” la realidad es que las casas del barrio, que dentro de poco alcanzará la cifra de 30.000 habitantes, llegan a distar 3 km. de la parada de Metro más cercano.

”El resto del transporte público competencia del Consorcio Regional de Transportes se encuentra en una situación muy precaria, contando con una única línea de la EMT que atienda íntegramente al barrio, por lo que los vecinos nos vemos obligados a resolver nuestros problemas de movilidad usando el transporte privado.

”La situación del Hospital 12 de Octubre, hospital público de referencia para los vecinos del barrio, es cada día más lamentable y tercermundista. El colapso de las urgencias y los pacientes en camas por los pasillos es el pan nuestro de cada día. La situación de la Atención Primaria no es mucho más halagüeña. El Barrio de Butarque carece de Centro de Salud propio, por lo que los vecinos nos tenemos que trasladar al Centro de Salud del barrio de Los Rosales, inaccesible a pie debido a su distancia y más aún para las personas mayores que son los que más sufren esta situación.

”Los colegios públicos, como todos, están saturados. En el colegio público “El Greco”, que lleva escasos meses en funcionamiento, se han tenido que desdoblar las aulas para atender a la población infantil del barrio, sin que se conozca una solución definitiva para este grave problema. La situación de la educación secundaria es más deprimente aún, ya que carecemos por completo de instituto o centros de Formación Profesional.

”El barrio espera desde hace 10 años la ejecución de unas obras dependientes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, la Reforma de la Avenida de los Rosales, que fueron declaradas por el Gobierno autonómico como “urgentes y de interés general” en el año 2001, sin que a día de hoy hayan comenzado aún físicamente las obras, a pesar de la antigua promesa del Viceconsejero Luis Armada de que se harían en la primavera de hace ahora un año. Reivindicaciones como la instalación de pasos de cebra, elementos del control de velocidad o atenuación de los marcadamente ilegales niveles sonoros en la zona caen en saco roto mientras la CM parece padecer sordera crónica para todo lo relacionado con la reforma de esta avenida”.