No es para menos. En un duro comunicado hecho público hace unas horas, lamenta que su distrito sea el único de todo Madrid sin fiestas populares. Debido a una gestión muy cuestionable de la Junta de Distrito, sus vecinos y vecinas se han quedado, y van tres años seguidos, sin poder disfrutar de las tradicionales fiestas de San Blas-Simancas del mes de julio y ahora de las de Canillejas, que se suelen celebrar entre el 6 y el 11 de septiembre. La incomprensión de las asociaciones vecinales es aún mayor si se tiene en cuenta que el concejal de San Blas-Canillejas, Martín Casariego, preside también el distrito de Vicálvaro, que “de aquella manera y con un grave deterioro de la participación, sí ha contado con sus fiestas de barrio”.

En su nota, la coordinadora desvela que a pesar de que en noviembre de 2021 contactó con los responsables de la Junta de Distrito “para empezar a tratar del tema fiestas 2022 cuanto antes”, “a día de hoy no ha habido contestación alguna, ni siquiera rechazando el encuentro”.

“La ausencia, un año más, de Fiestas de Barrio, unida a la falta de comunicación e interés desde la Junta de Distrito y la implementación del Festival SBC este 2022 han supuesto un nuevo desastre, otro más, de cara a la participación ciudadana de asociaciones, entidades y colectivos de los barrios del distrito, que son los que han dado vida, identidad y actividad a la tradicional celebración de las fiestas, nuestras fiestas de barrio”, asegura la coordinadora en su comunicado.

Críticas al Festival SBC 2022

Aunque las asociaciones vecinales valoran positivamente que la Junta de Distrito desarrolle actos como el Festival 2022 en lugares infrautilizados como el Parque Paraíso y el Parque Canillejas, rechazan que este evento se use para sustituir sus fiestas tradicionales u otros eventos populares.

Además, critican que el Festival SBC se haya retrasado este año una semana, lo que ha supuesto que en vez de celebrarse en la semana de las fiestas de Canillejas, haya coincidido “con las fiestas populares de los vecinos barrios de Ciudad Lineal y Barajas, cosa que hasta este año jamás había sucedido”.

El festival se ha celebrado con un presupuesto menor que en la anterior edición, lo que ha supuesto que, “por el camino, han desaparecido barrios, días y actuaciones infantiles en la programación respecto al programa del año pasado”.

En todo caso, la Coordinadora de Entidades Ciudadanas insiste en que “un evento de este tipo, con relativo valor cultural, no puede sustituir bajo ningún concepto lo que para los barrios, asociaciones, colectivos y vecinas/os supone poder celebrar juntas y juntos que somos barrio, que juntas hacemos ciudad, que el origen de estos eventos festivos no hubiesen sido sin las asociaciones y que defenderemos, como nuestras que son y las sentimos, la vuelta de las Fiestas de Barrio, las de siempre, a nuestro distrito en 2023”.