En este marco, hará entrega en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid de decenas de cartas de personas y organizaciones en apoyo de estas familias, cuya denuncia por hipotecas basura ha dado lugar a las Diligencias PA 6940/10. “Vinculados al presente procedimiento hay contratos de préstamo hipotecario y procedimientos de ejecución hipotecaria de las personas perjudicadas que debieran ser suspendidos para evitar daños de difícil reparación y que el delito siga cometiéndose”, se indica en las misivas.

Cientos de personas, inmigrantes en su mayoría, con el conocimiento de las entidades bancarias prestamistas, han sido víctimas en estos años de contratos hipotecarios con cláusulas abusivas y condiciones abiertamente irregulares, las llamadas “hipotecas basura”. Detrás se encuentran “chiringuitos financieros” como la Central Hipotecaria de Ayuda al Inmigrante y sucursales de bancos como Caja España, Caja Madrid o Caixa Catalunya, que han sido denunciados como co-responsables de una estafa que adquiere tintes masivos.

La PAH considera que existen indicios fundados de vulneración sistemática de los derechos humanos de los deudores y la posibilidad de generar una escandalosa situación de indefensión si alguno de los procedimientos de ejecución hipotecaria continuase y fueran realizados desalojos forzosos. Por ello, además de reclamar la paralización de estos y que se reconozca el derecho de uso de las viviendas familiares a los perjudicados por esa “estafa sistemática”, solicita la apertura de investigaciones y que se destinen los medios humanos y materiales necesarios para el esclarecimiento de los hechos “bajo los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición”. Además, con carácter de urgencia pide que se inste al Juzgado de Primera Instancia nº 32 de Madrid la paralización inmediata del Procedimiento de Ejecución hipotecaria 104/2010, dejando sin efecto la invitación a que la familia afectada abandone su hogar el 19 de junio, paso previo a la orden de desahucio.

Por otro lado, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca agradece encarecidamente la respuesta dada por la ciudadanía madrileña esta semana, sin cuya implicación hubiera sido muy difícil la paralización de dos desahucios por hipotecas impagadas. Gracias a la respuesta social, hoy, las familias de Anuar, vecino del barrio de Tetuán, y de Luis, vecino de Parla, siguen viviendo en sus casas. De la misma forma, anima a los ciudadanos y ciudadanas a seguir sumándose a este tipo de acciones pacíficas de desobediencia y saluda el bloqueo de otros desalojos en Cataluña y Mallorca, lo que da muestra de la extensión de un movimiento que sólo reclama justicia y la aplicación de uno de los derechos fundamentales, el derecho a una vivienda digna.