El Gobierno regional no sólo prescindirá de dos terceras partes de los facultativos, técnicos especialistas y administrativos de este servicio sino que dejará el turno de tarde sin médico radiólogo. Además, siempre según la plataforma, “trasladará a otro centro el mamógrafo y el aparato de telemando (estudios digestivos) y mantendrá únicamente un ecógrafo y una sala de radiografía convencional”.

Un comunicado del colectivo ciudadano advierte que, en adelante, el servicio sólo atenderá a los pacientes ingresados en el hospital, de manera que los 100.000 usuarios potenciales del hospital Virgen de la Torre “tendrán que desplazarse al otro lado de la M-40, hasta los centros de salud Federica Montseny y Vicente Soldevilla, para hacerse una simple radiografía o una ecografía”. Durante las noches, fines de semana y festivos, además, los pacientes ingresados deberán trasladarse hasta el servicio de Urgencias del Hospital Infanta Leonor, lo que “en algunos casos podría ser tarde, dados los importantísimos retrasos en el transporte sanitario”.

La plataforma recuerda que dado “el escaso número de camas [250] y la saturación de las urgencias del Infanta Leonor, es “imprescindible” garantizar la continuidad del Virgen de la Torre, el mejor situado en 2010 en la encuesta sobre satisfacción global hospitalaria de Madrid, con una aprobación del 96,6% de las personas consultadas.

Pero lejos de consolidar el centro, el Gobierno de Esperanza Aguirre, “manteniendo su política de deterioro de la sanidad pública”, no duda en “romper los compromisos escritos con los vecinos de Vallecas hechos hace sólo 3 años” reduciendo un servicio que en la actualidad realiza una media mensual de 1.500 pruebas radiológicas, 1.100 ecográficas y 300 mamográficas, una medida que afectará especialmente a los más de 2.000 enfermos crónicos avanzados y pacientes paliativos de los dos distritos de Vallecas que hacen uso del servicio. Hasta ahora, los planes asistenciales de estos permiten su ingreso directo en el Virgen de la Torre sin tener que pasar por Urgencias, algo que ya no será posible con la reducción del servicio citado. Acceso al Infanta LeonorTras la concentración ante el hospital, los manifestantes se trasladarán a otro punto del distrito para demandar, de nuevo, un acceso directo al Intanta Leonor. A las 20h tendrá lugar una segunda concentración en la calle Enrique García Álvarez esquina con la calle Camino de Vasare por este motivo. Recordemos que las asociaciones vecinales La Unión de la UVA de Vallecas, La Colmena de Santa Eugenia y PAU del Ensanche de Vallecas, a través del Plan Especial de Inversiones y Actuaciones Territoriales 2008-2012 firmado con el Ayuntamiento de Madrid, consiguieron incluir, entre otras actuaciones, el acceso al hospital de Vallecas, mediante la prolongación de la calle Enrique García Álvarez. El compromiso incluía el inicio de las obras para el tercer trimestre de 2010 y su finalización para el segundo trimestre de 2011. Sin embargo, denuncian las entidades citadas, “ahora el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid se lavan las manos acusándose mutuamente de ser la entidad responsable de la obra”, y por tanto de los retrasos. Por todo ello, “tenemos que presionar, salir a la calle y exigir que, algo que debiera haber sido construido desde el momento en que se pudo acceder al hospital, se haga ya, aunque hayan pasado cuatro años. No vamos a tolerar ni un solo año más de espera”, concluyen las asociaciones vecinales de Villa de Vallecas.