Un mes más, como desde hace más de dos años, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) emplazó a la 27ª Marea Blanca convocando a la ciudadanía y a las organizaciones sociales, sindicales y profesionales a mostrarse en toda su diversidad, unidos por un objetivo común: la recuperación de un sistema de salud cien por cien público, de calidad y universal para exigirle al nuevo ministro, Alfonso Alonso, la inmediata derogación del R.D.16/2012 de exclusión sanitaria que niega la ayuda humanitaria en salud y la asistencia sanitaria a miles de seres humanos. y de la ley 15/1997, que permite la privatización, como paso previo a una reforma de la Constitución que blinde el derecho más preciado por los ciudadanos: el derecho a la salud. La MEDSAP quiere así terminar el año convirtiendo el 21D en un CLAMOR COMBATIVO  por la exigencia de recuperación de todo lo perdido.

La lucha por el derecho a la salud viene de lejos, pero se intensificó de forma notable cuando, hace casi tres años, el Gobierno central aprobó el R.D. 16/2012 de exclusión sanitaria, que deja sin asistencia a cerca de 800.000 personas y el Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el Plan de medidas de garantía y sostenibilidad del sistema sanitario público, parcial y verbalmente paralizado pero a día de hoy no derogado. Desde entonces, profesionales, ciudadanos, plataformas, sindicatos y todo tipo de organizaciones ciudadanas han sumado sus fuerzas para mantener el pulso de la defensa de la sanidad pública en una movilización sostenida en el tiempo sin precedentes contra lo que parece, y es, una barbaridad.

En estos dos años, la MEDSAP- Marea Blanca y el resto de colectivos que nos acompañan, ha denunciado mes a mes todas y cada una de las aberraciones cometidas: el intento de conversión del hospital La Princesa en un geriátrico; el cierre del Instituto Cardiológico; la privatización de la lavandería, de la limpieza de hospitales, de los servicios no sanitarios, Hospital Puerta de Hierro, centros de salud mental de Argüelles, Pontones, Collado Villalba Torrejón y Navalcarnero, así como el intento de privatizar los nuevos 6 hospitales y del centro de transfusiones; la conversión del hospital Carlos lll en un centro de media y larga estancia y sus efectos en la crisis del ébola; el intento de privatización de 28 centros de Atención Primaria; la gestión de la salud mental con criterio de coste-beneficio y las penúltimas ocurrencias: la creación de las Unidades de Gestión Clínica, con las que pretenden trocear los equipos de los hospitales y Centros de Salud, para que actúen como empresas compitiendo entre sí por los pacientes, a lo que sumamos, la negociación, entre EEUU y la UE. del acuerdo del TTIP para dar una última vuelta de tuerca a la desregulación del derecho y entrega a los  mercados.

En esta ocasión, la Plataforma de Afectados de Hepatitis C se sumó a la Marea Blanca para exigir el el acceso a los últimos tratamientos para todos los enfermos de hepatitis C y evitar las doce muertes diarias que se producen en España como consecuencia de esta enfermedad.