Las movilizaciones y el trabajo han merecido la pena. Es la conclusión de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de los colegios Plácido Domingo y Tirso de Molina y de las asociaciones vecinales El Planetario y Nudo Sur, del distrito de Arganzuela que, durante meses, se han movilizado contra dos de las grandes empresas de telecomunicaciones del mundo: Vodafone y Movistar, que pretendían instalar unas antenas de telefonía móvil en la azotea del número 3 de la calle Ónice. Apenas 50 metros separarían las antenas del colegio Plácido Domingo, un centro en el que estudian 125 niñas y niños de 3 a 5 años y 150 del colegio Tirso de Molina, cuyas aulas ocupan unos 600 alumnos y alumnas de entre 3 y 12 años.

Apenas se enteraron de la noticia, las AMPA de ambos centros y las asociaciones vecinales EL Planetario y Nudo Sur se pusieron manos a la obra para frenar el proyecto de las dos multinacionales y garantizar así la salud de los más pequeños apelando al principio de precaución. Durante meses, han organizado manifestaciones, carreras, han recogido firmas, registrado alegaciones… Por fin, el pasado 19 de noviembre, Larcovi, la empresa propietaria del inmueble, les anunció que Vodafone y Movistar han desistido y han cancelado los contratos de arrendamiento de los centros repetidores. ¡Felicidades!