Lejos de congelar las tarifas del transporte público, como anunció el pasado 17 de noviembre el Consorcio Regional de Transportes, las madrileñas y madrileños pagarán en 2011 un 3,4% más por viajar en metro y en autobús.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) saluda la congelación del abono de la tercera edad toda vez que beneficia a uno de los sectores de la población más duramente castigados por la crisis económica, pero denuncia el incremento, en un 3,4% del bono de 10 viajes, el más demandado por la población.

La Federación vecinal recuerda, a este respecto, que el Consorcio ha encarecido el precio de este billete un 60% en apenas 5 años. “Es precisamente el que más compran los usuarios del transporte público -subraya Mª Carmen Lostal, responsable de Transporte de la FRAVM-. Esta medida, por tanto, desincentiva el uso del transporte público y vuelve a cargar a espaldas de la clase trabajadora los costes de la crisis económica. No podemos olvidar que en nuestra región hay, en la actualidad, más de 546.000 personas en paro, de las cuales 163.000 no perciben ninguna prestación económica”.

Dados los sucesivos incremento de las tarifas de transporte aprobados los últimos dos años –tres en 2008– “no es improbable que el Consorcio nos dé una sorpresa pasadas las elecciones de 2011 anunciando un nuevo `tarifazo”, concluye Lostal.