La 37º Marea Blanca, que como las anteriores reunió en una colorida manifestación a personal sanitario y miembros de sindicatos, asociaciones vecinales y otros colectivos sociales, transcurrió entre la sede del Colegio de Médicos y la Puerta del Sol, ante la sede del Gobierno regional. Allí, una portavoz del movimiento reclamó la derogación del ‘planazo’, el Plan de Medidas de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid, así como su publicación en el BOCM, rechazando “nuevas formas de gestión como los modelos de Unidades de Gestión Clínicas o Autonomía de Gestión de los Centros de Salud”.

De igual forma, demandó la recuperación inmediata de la universalidad sanitaria, “con restablecimiento de la tarjeta sanitaria a toda la población conforme existía” y la derogación del Decreto 52/2010 de Área Única”, con objeto de poder recuperar la organización sanitaria por áreas. También reclamó “que Madrid se sume y se ponga a la cabeza de las comunidades autónomas que están solicitando la Derogación de la Ley 15/97 y del Real Decreto Ley 16/2012 en el consejo interterritorial”.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública-Marea Blanca, promotora de la manifestación, organizó el día anterior una “jornada de reflexión abierta” con el objetivo de actualizar su plan de acción para los próximos meses a partir de las oportunidades que se han abierto tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Desde las 9:30 a las 14:00 responsables de los diferentes colectivos que conforman este movimiento y de otros colectivos sociales debatieron en el centro de mayores de Moratalaz organizados en cuatro grupos de trabajo: “análisis de la situación sanitaria, social y política actual; plan de acción común (acciones, estrategias, relaciones con las instituciones); estrategia de difusión y comunicación; y participación comunitaria en salud”.