Sabemos el nombre de los centros afectados y de aquellos que a partir de ahora atenderán a sus pacientes, pero no el tiempo que va a durar esta medida ni tampoco si esa lista definitiva. En este marco, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, ha enviado una carta al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en la que, además de ofrecer su colaboración para hacer frente a la actual crisis sanitaria, pide más transparencia informativa. “Por ahora solo hemos conseguido acceder a información que parece ser que cambia y se comunica diariamente. Con toda confianza Consejero, no creemos que esta sea la forma más adecuada de gestionar  la reorganización sanitaria en Atención Primaria, al albur de lo que ocurre día a día”, indica Villalobos en una misiva en la que le ha solicitado una reunión por videoconferencia.

La posición de la FRAVM sobre la reorganización sanitaria de la Comunidad de Madrid como consecuencia de la lucha contra el Covid-19 es conocida, y coincide con la de los colectivos sindicales y profesionales del sector sanitario: desmantelar la Atención Primaria para reforzar el hospital del IFEMA es un error. Así se lo ha hecho saber al consejero de manera oficial en la misiva: “entendemos perfectamente la necesidad de reorganizar el sistema de salud autonómico, pero esto no puede pasar por debilitar, aún más, nuestra Atención Primaria, un sector que está siendo esencial en estos momentos para la población, y que sirve, entre otras muchas cosas, de dique de contención para los servicios de Urgencias de los hospitales. Gracias al seguimiento telefónico y a la asistencia domiciliaria de centenares de enfermos y enfermas con síntomas de coronavirus, que desde hace semanas realizan los profesionales de los centros de salud, los hospitales no están hoy aún más saturados”, sostiene Villalobos en el escrito. Pero, además, continúa, “nos guste o no, el resto de enfermedades y patologías siguen existiendo y todas las personas enfermas tienen derecho a cuidados y atención. La población sigue necesitando médicos/as, enfermeras/os, pediatras y especialistas para atender esta demanda, por lo que pedimos actuar con racionalidad y equidad, y no abandonar a su suerte a la población de las zonas rurales y de otras que se pueden ser afectadas en primer lugar por la reorganización sanitaria producto del Covid-19”.”

“Entendemos que debe haber formas de dar servicio a este hospital sin debilitar la plantilla de los centros de atención primaria, empezando por la contratación de personal de enfermería en desempleo o del personal de la sanidad privada que ha sufrido ERTEs”, sugiere la FRAVM en su carta, que finaliza con una solicitud: “aprovechamos para pedirte, al igual que están haciendo otras muchas voces, que se adecuen las miles de camas que aún permanecen vacías, tanto en el sector sanitario público como en el privado, de acuerdo al Estado de Alarma” .

Imagen: AV La Poveda