La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) exige que las administraciones estatal, autonómica y local se reúnan con carácter urgente para resolver, de manera conjunta, la incierta situación de las vecinas y vecinos de la Cañada Real Galiana.

La Federación pide la elaboración y puesta en marcha de un plan integral dirigido a responder a los graves problemas de carácter social y de convivencia que sufren los vecinos y vecinas de la Cañada Real. Problemas cuya solución pasa, a corto plazo, por la dotación de los equipamientos necesarios para facilitar el acceso de los habitantes de la Cañada a los servicios básicos y asegurar el respeto a sus derechos de ciudadanía.

Además de la implicación y el compromiso de las tres administraciones, este plan integral debería contar con la participación de los agentes sociales y, principalmente, con los vecinos y vecinas afectados.

Todo ello sin olvidar que, a medio plazo, hay que afrontar la solución al problema urbanístico, medioambiental y de alojamiento que plantea la actual situación.