La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP)-Marea Blanca, que forma parte de la Red Europea contra la Privatización y Mercantilización de la Sanidad y la Protección Social, animará la concentración ante el centro de arte con la tercera representación de su coro griego que, en una impactante performance, retratará la “devastación de nuestra sanidad”. No será el único acto en la región de esta jornada europea de lucha. En Leganés, la Federación Local de Asociaciones Vecinales organizará una asamblea-concentración a las 18:30 junto al Ambulatorio de Los Pedroches. En ella, además de protestar contra las políticas privatizadoras, denunciará la “caótica situación sanitaria” que se vive actualmente en el municipio “y en el conjunto de la Comunidad Autónoma de Madrid”. Entre sus reivindicaciones de ámbito local, la organización ciudadana demanda la apertura de las urgencias en la Fortuna todos los días de la semana, la “inmediata construcción” de los ya presupuestados centros de salud en Arroyo Culegro y Poza del Agua, la reforma y rehabilitación del de Merca-Centro y la ampliación de personal en el ambulatorio de Pedroches y el hospital. Los habitantes del distrito capitalino de Barajas comparten la primera demanda: la asociación vecinal Plus Ultra aprovechará este jueves para volver a reclamar la reapertura de un servicio de urgencias de 24 horas.

Para aquellas personas que no puedan asistir a las acciones de calle, la MEDSAP invita a la ciudadanía de la región a colgar una sábana blanca de los balcones, terrazas y ventanas de domicilios particulares, locales y centros sanitarios, para luego fotografiarlas y difundir las imágenes en redes sociales con la etiqueta #Health4All.

La jornada del jueves, que la MEDSAP ha rebautizado como Día de la Sábana Blanca, coincide con una conferencia europea sobre la comercialización de la salud que, con la participación de delegaciones de varios países, se celebrará desde las 11:00 en Bruselas. Tanto en el país que acoge este encuentro como en Francia ya hay confirmadas acciones de protesta, movilizaciones que se coordinarán con la huelga de los doctores aspirantes que ese día tendrá lugar en Inglaterra.

Tal y como recuerda la MEDSAP, España y Europa, inmersas en un proceso acelerado de liberalización de servicios, “están facilitando que la sanidad pública sea uno de los objetivos más deseados por los lobbies que especulan a costa de la salud y la vida de las personas”. Para ello, se han servido de instrumentos legales, como el Real Decreto Ley 16/2012 de Medidas Urgentes para la Sostenibilidad del Sistema Sanitario y Mejora de la Calidad y la Seguridad de sus Prestaciones, que supuso pasar de un sistema de cobertura universal a uno de aseguramiento “que excluye a los grupos más vulnerables”. Con esa norma, el Partido Popular “convirtió el derecho en mercancía, como si la sanidad pública se pagara con las dotaciones provenientes del rendimiento del trabajo, en vez de con impuestos como se hace (..) Fue una burda treta para acabar de liquidar el derecho que la Constitución Española, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, entre otras, aseguraban”, sostiene la red ciudadana. Cinco años antes, el parlamento español había aprobado la Ley 15/97 de Nuevas formas de gestión en sanidad, que posteriormente se desarrolló en el ámbito regional con normas como la Ley de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid. Entonces la privatización sanitaria dejó de ser una posibilidad para convertirse en algo real, de nefastas consecuencias.

El próximo jueves, las organizaciones vecinales, sociales, sindicales y sanitarias reclamarán la derogación de las citadas leyes y alertarán sobre los tratados internacionales que van en la misma dirección. Tratados como el TTIP, el TISA o el CETA, que tienen, entre sus objetivos, la mercantilización de la salud.

Además, pedirán “recuperar el gasto público sanitario en España a niveles de la media de los países de la UE (UE15) para desarrollar un proceso de mejora de la calidad y función del Sistema Sanitario Público con participación de ciudadanía y sector sanitario”. Recordemos que este gasto ha pasado de representar un 6,7% del PIB español en 2009 a un 5,6% en 2015. La Comunidad de Madrid, con un 3,8% de su PIB tiene el porcentaje más bajo de todas las regiones del Estado.

Otra de las demandas pasa por la investigación “de las conexiones entre empresas y lobbies más representativos del sector sanitario, así como entre poder político y élites económicas para destacar sus intereses en el proceso de privatización, esclarecer la relación entre los contratos adjudicados por la Comunidad de Madrid en el ámbito sanitario y el aumento de la deuda pública que, a pesar de los recortes, ha pasado a suponer más del triple en el período 2002-2015 y difundir los resultados para ponerlos en conocimiento de la ciudadanía, de modo que aquellas partidas presupuestarias o contratos orientados al beneficio de ciertos sectores económicos antes que al interés general de la ciudadanía, puedan ser denunciados como configuradores de deuda ilegítima”.

Por último, la MEDSAP, tras denunciar un proceso que está teniendo “graves repercusiones sanitarias y económicas para toda la población” como la limitación en la financiación pública de vacunas o anticancerígenos o el aumento de las listas de espera (quirúrgicas, para pruebas diagnósticas y en atención primaria y especializada), volverá a exigir el jueves “la reversión de todo el proceso privatizador del sistema sanitario público”.