La A.V. La Corrala ha celebrado, durante todo el mes de junio, ‘que vivimos en Embajadores, que muchos nacimos aquí y que otros tantos lo elegimos como espacio donde crecer, trabajar, vivir’ con la puesta en marcha de Dale Vida al Barrio, un proyecto social ideado para recuperar el protagonismo del ciudadano en los lugares comunes (calles, mercados, plazas…) a través de la celebración de actos festivos en las plazas más emblemáticas del barrio. Un intento, en definitiva, de redescubrir al ciudadano su espacio, de proponer las calles y plazas como lugares de ocio y encuentro con los vecinos.

Las vecinas y vecinos de Lavapiés, como los de otros muchos barrios de Madrid, quieren revertir la imagen que algunos medios de comunicación y algunas gentes se han encargado de promover haciendo énfasis en los aspectos más negativos de la vida de la comunidad, como ‘la inmigración mal gestionada, la suciedad, la droga, los robos… Nosotros no las negamos ni hacemos oídos sordos, pero queremos, por una vez, que el protagonista de esta obra de teatro que es Lavapiés, sea lo más positivo de la compañía: la ciudadanía’.

Con ese objetivo y con el reclamo ‘Plaza solitaria busca ciudadano para relaciones esporádicas’ la A.V. La Corrala ha organizado actividades infantiles, conciertos… en las plazas de Cascorro, de Agustín Lara en la de Lavapiés… todos los fines de semana de junio.

La campaña, sin embargo, no ha terminado. En el transcurso de las actividades, la asociación ha recogido tarjetas repartidas previamente por el barrio en las que las vecinas y vecinos han marcado sus temas de interés (medio ambiente, ocio y tiempo libre y familia) en los que les gustaría implicarse, aportar ideas o simplemente escuchar. Recogidas las tarjetas con toda esa información, la A.V. La Corrala mantendrá informadas a todas las personas interesadas sobre el inicio de las mesas de diálogo sectoriales, que se formarán en septiembre.