En su nota, la entidad vecinal recuerda en primer lugar que el artículo 31 de la Constitución Española determina que nuestro sistema tributario debe estar inspirado en “los principios de igualdad y progresividad”.

“Las bonificaciones al pago del IBI para familias numerosas aprobadas por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Majadahonda en el pleno de diciembre 2019 suponen que los propietarios de una vivienda cuyo precio de mercado sea incluso superior al millón de euros pueden disfrutar de un descuento del 50% a la hora de pagar el IBI, ya que solo se tiene en cuenta el valor catastral de la vivienda aparte del número de hijos. Nuestra asociación opina que las bonificaciones en el pago del IBI deberían favorecer especialmente a aquellas familias que tienen dificultades para sacar adelante a sus hijos. Por tanto, sugeríamos que se tomara también como índice de referencia el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), utilizado en nuestro país para la concesión de ayudas y subvenciones”, sostiene el colectivo vecinal.

“Proponíamos además que las familias numerosas con hijos discapacitados tuviesen alguna bonificación en el pago del IBI. Pues bien, el Ayuntamiento de Majadahonda, en el último pleno del año 2019, rechazó las alegaciones de nuestra asociación. Según se dijo en dicho pleno, si se hubieran aceptado alguna de las enmiendas presentadas, era necesario volver a la exposición pública de las ordenanzas, y, con los tiempos que marca la ley, no se hubiera llegado a tiempo para poderlas aprobar este año. Se deduce, en consecuencia, que no se podía aceptar ninguna y que todas las enmiendas presentadas eran, a priori, papel mojado. Vaya, que se hacen las cosas tarde, apretando los plazos, haciendo imposible lo que la ley prevé, menospreciando a quienes decidieron trabajar presentando sus alegaciones, como nuestra Asociación de Vecinos”, concluye la entidad en su comunicado.