Ante las cartas remitidas por la Conserjería de Sanidad y Consumo a 90.000 vecinos y vecinas de Carabanchel y Latina sobre la utilización en breve plazo de los servicios de Urgencia del Gómez Ulla, la Coordinadora de Carabanchel puntualiza que las 1.200 camas del centro hospitalario son más que suficientes para atender a la población de ambos distritos, que suman aproximadamente 505.000 habitantes, según los baremos establecidos por la Ley General de Sanidad, que recomienda disponer de 400 camas por cada 250.000 personas.

Con esta medida, aún quedarían libres 400 camas para uso del personal militar y se optimizarían recursos existentes -en la actualidad, hay pisos enteros del hospital vacíos- sin necesidad de construir nuevas infraestructuras sanitarias en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, por lo que instan tanto al Ministerio de Defensa como a la Comunidad de Madrid a que lleguen a un acuerdo en este sentido y convoquen una comisión con la participación de representantes de las Coordinadoras de Carabanchel y Latina para conocer el acuerdo y seguimiento del mismo.

La Coordinadora denuncia también el despilfarro que la no utilización del Hospital Gómez Ulla en su totalidad supone, así como la construcción de un nuevo hospital en los terrenos de la cárcel de Carabanchel, según ha anticipado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Doña Esperanza Aguirre en declaraciones realizadas recientemente, recordando, asimismo, que el Plan de Acción de la Agenda 21 del distrito recoge, por unanimidad de partidos políticos y entidades ciudadanas (con la abstención de la A.V. Carabanchel Alto) la propuesta de construir un Campus Universitario con colegios, residencias para estudiantes y otros equipamientos públicos como medida de impulso y mejora de los distritos.