El pasado 18 de febrero, el director del Área de Gobierno de Economía, Empleo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Víctor García Segador, hizo entrega al vicepresidente de la FRAVM, Manuel Osuna, de las llaves del vallado del solar situado en la plaza de la Cebada. De esta forma, el Consistorio daba cauce a una demanda de un activo grupo de vecinos de la zona, que veía con preocupación como desde hace más de medio año el espacio caía en desuso ante el retraso de las obras de ejecución del polideportivo que el Ayuntamiento tiene previsto construir. Ante el enorme déficit de espacios públicos de esparcimiento que presenta el distrito Centro, en septiembre de 2010 un conjunto de vecinos del ámbito, algunos de ellos arquitectos, se puso en marcha para reclamar la utilización ciudadana de los 5.500 metros cuadrados de las antiguas piscinas del barrio. Con el nombre de El Campo de Cebada (ECDC) , en este tiempo han organizado diferentes actividades con este objetivo, además de trasladar, a través de la Asociación de Vecinos de Centro- La Latina (AVECLA) y de la FRAVM, su reclamación al Consistorio de Gallardón. Desde el primer momento, dejaron claro que su pretensión está lejos de hacerse con el solar de manera permanente y que sólo desean darle un uso social, deportivo y cultural hasta que se construya la dotación deportiva, que esperan se produzca cuanto antes.

A partir de ahora y hasta el inicio de los trabajos, que no se producirá antes de 18 meses, la Asociación de Vecinos de Centro- La Latina (AVECLA) y el colectivo El Campo de Cebada, con la colaboración de la asociación La Corrala de Lavapiés, darán vida al espacio con la ejecución de “actividades de participación ciudadana y vecinales”, en palabras de AVECLA. “El objetivo de esta cesión temporal hasta que se construya el polideportivo, es que los vecinos y vecinas de los Barrios Palacios y Embajadores, puedan utilizar este espacio público para actividades culturales, deportivas y de esparcimiento, hasta que el nuevo polideportivo de La Cebada sea construido. Esperamos que las obras se ejecuten en breve plazo de tiempo, y que mientras tanto podamos disfrutar de un espacio compartido”, sostiene la asociación vecinal en un comunicado en el que animan a las gentes del barrio a participar en la nueva iniciativa.