“Gracias a las movilizaciones conseguimos la ciudad que hoy tenemos. Pero aún nos queda mucho por hacer, por reivindicar. Y enseñar a mucha gente, sobretodo a las nuevas generaciones, que las cosas no caen del cielo, que es necesario el compromiso de la gente para conseguir las cosas y para mantener lo que hemos conseguido”, aseguró ayer Juan Antonio Sánchez, de la AV Zarzaquemada y presidente de la Federación Local de AAVV de Leganés. En un acto que reunió a más de setenta personas y fue presentado por el coordinador de la exposición y miembro de la Junta Directiva de la FRAVM, Francisco Caño, Sánchez recordó algunas de las cuestiones que forman parte de la agenda actual de las asociaciones vecinales: la lucha contra la privatización de la sanidad, la regulación de las antenas de telefonía móvil o el acceso a una vivienda digna. Nacho Murgui, presidente de la FRAVM, y Miguel Fernández Gil, Tercer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Leganés, que excusó la ausencia del alcalde de la localidad por enfermedad, acompañaron a estos en la mesa de ponentes. En la misma línea que el representante de las AAVV de Leganés, Murgui, que aprovechó el acto para presentar el libro-catálogo de la muestra, aclaró que ésta no pretende ser un ejercicio de nostalgia sino un acto de celebración de la historia de un movimiento que aún tiene mucho que decir. Más allá de su dimensión reivindicativa, que en Leganés ha servido para conseguir infraestructuras hoy esenciales como el hospital Severo Ochoa, el Metro Sur o la Universidad Carlos III, las asociaciones vecinales encarnan la esencia de la democracia, pero de “una de democracia del día a día, una democracia viva, que ejercemos en las asambleas, en las reuniones y cuando gestionamos lo público”, indicó Murgui. El presidente de la FRAVM también puso en valor aspectos menos llamativos de la acción vecinal como la organización de las fiestas de barrio o los torneos deportivos, elementos “que han contribuido a entretejer en nuestros barrios redes de relaciones, a crear comunidad”. Responsables políticos municipales del PSOE, IU y ULEG, representantes de todas las asociaciones vecinales de Leganés, y otros miembros de la Junta Directiva de la FRAVM como su responsable de Urbanismo, Vicente Pérez Quintana, tomaron parte de un acto que se enmarca en la celebración del 40 aniversario del nacimiento de la primera asociación vecinal en la Comunidad de Madrid.

A parte de los elementos básicos de la exposición Madrid-Barcelona. 40 años de acción vecinal, una iniciativa conjunta de la FRAVM y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, los visitantes en Leganés pueden disfrutar de diez paneles con fotografías seleccionadas por la Federación Local de AAVV. En ellos se repasan batallas como la lucha contra la droga, la reclamación de responsabilidades por el caso del síndrome tóxico, la peatonalización de la Vía Militar de Leganés, la eliminación de la tasa de la basura o la modificación del trazado de la autopista de peaje R-5.

Para completar esta iniciativa de recuperación de la memoria ciudadana, las asociaciones vecinales del municipio organizarán el 20 de mayo, a las 19h, en el mismo centro cívico un “encuentro intergeneracional” sobre la historia del movimiento en Leganés.