Después de tener conocimiento del Decreto de 9 de septiembre de 2021 de la Concejal Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana por el que se establecen las pautas de asistencia a las sesiones de las juntas municipales de distrito en la situación de crisis sanitaria, la FRAVM se dirigió al Ayuntamiento de Madrid para que rectificara cuanto antes la prohibición de asistencia vecinal a estos espacios de deliberación y decisión. Este decreto cerraba literalmente la puerta de las juntas a los vecinos y vecinas y relegaba su participación al envío, por escrito, de sus peticiones, quejas y propuestas.

Pues bien, el Ayuntamiento de Madrid publicó el pasado 21 de septiembre en su boletín oficial un nuevo decreto que, con fecha de 17 de septiembre de 2021, modifica el del 9 de septiembre, eliminando la polémica prohibición. El nuevo decreto establece que “se permitirá la asistencia del público en general hasta alcanzar el aforo de la sala que resulte de aplicar los criterios establecidos en la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, modificada por la Orden 1177/2021, de 16 de septiembre, de la Consejería de Sanidad”.

Además, recoge que “podrán asistir a la sesión la persona titular de la consejería de proximidad y los representantes de las asociaciones y/o entidades ciudadanas cuyas iniciativas vayan a debatirse”.

La FRAVM se felicita por esta rápida rectificación de los responsables municipales. Era realmente difícil de defender la prohibición de presencia vecinal en los plenos por motivos de seguridad sanitaria cuando todas las administraciones están levantando las restricciones en la práctica totalidad de áreas y sectores de actividad.