Representantes de las asociaciones vecinales federadas del distrito de Usera y de los PAU de las Tablas y Montecarmelo han llenado esta mañana el salón de actos del Centro Cultural Orcasur. No en vano, la firma con la que esta mañana Nacho Murgui, el presidente de la FRAVM y Alberto Ruiz Gallardón, el alcalde de Madrid han cerrado los acuerdos para el desarrollo del Plan especial de Inversiones de Usera y los Planes de Equipamientos de las Tablas y Montecarmelo ha puesto fin a un largo y complejo proceso de negociación que se ha alargado durante varios meses. Hoy, por fin, las asociaciones vecinales han confirmado que el fruto de su trabajo se traducirá en la construcción de nuevos equipamientos y servicios que garantizarán el efectivo ejercicio de los derechos de ciudadanía de miles de vecinos de Madrid. Ahora comienza una segunda etapa: la del puntual seguimiento y la valoración del cumplimiento de las actuaciones comprometidas.

Muchos de los equipamientos y recursos del PEI de Usera, que se materializarán en el período 2009-2013, responden a antiguas reivindicaciones vecinales: un centro de día para personas con deterioro cognitivo, un centro para mayores, una escuela infantil, un centro juvenil, una biblioteca en San Fermín, la creación de nuevas zonas verdes, la renovación del eje de Marcelo Usera, la rehabilitación del mercado de Orcasur o la creación de itinerarios de inserción laboral para los sectores de población más desfavorecidos. Como era deseo de las asociaciones vecinales, no todas las inversiones se destinarán al “ladrillo”: se reforzarán los servicios sociales aumentando el número de educadores sociales en un 83%, la ayuda a domicilio en un 43% o la teleasistencia en un 30%.

Nuevos barrios

Si las 21 actuaciones previstas para Usera contarán en 2009 con un presupuesto de 600.000 euros para la elaboración de proyectos, el Ayuntamiento destinará 700.000 euros de presupuesto inicial a las 11 actuaciones recogidas en los Planes de Equipamientos 2008-2012 de Las Tablas y Montecarmelo, entre las que destacan la construcción dos polideportivos cubiertos, dos centros culturales, dos escuelas infantiles, dos bibliotecas, un mercado y una comisaría de Policía Municipal y una instalación deportiva.

En su intervención posterior a la firma de los planes, Nacho Murgui ha recordado que “es obligación de las instituciones públicas garantizar a toda la ciudadanía el acceso a los derechos que la conforman como tal: derecho a la educación, derecho a la sanidad, derecho al empleo, a desplazarse por la ciudad, a participar… derecho, en definitiva a la ciudad”. “Cuando todo parece apuntar a que la situación va a ser mas delicada, a que va a haber menos para repartir, que la crisis de los números puede tener su traducción en una crisis de recursos, nuestra función como ciudadanía organizada y en movimiento es hacer que en el balance aparezca siempre en un lugar de preferencia la defensa y la mejora de la calidad de vida en nuestros barrios. Calidad material que se traduce en equipamientos y otros recursos, pero también calidad democrática que se concreta en participación, en desarrollo de iniciativas ciudadanas, en espacios de diálogo y negociación y también, como siempre decimos, en movilización, denuncia y exigencia cuando es necesario”.

Murgui ha subrayado que los planes hoy suscritos tienen “una especial significación en tanto que son una garantía para el distrito de Usera y para los PAU de las Tablas y Montecarmelo. La garantía para que, en efecto, a pesar de la coyuntura, los equipamientos acordados entre la administración municipal y los vecinos, definidos como necesarios y prioritarios, van a ver la luz. Una garantía escrita, firmada por el alcalde y respaldada además por la muy positiva experiencia que empezó hace ya más diez años y con la que hoy renovamos compromisos”.

El presidente de la Federación ha advertido, por último, que el movimiento vecinal velará “aún con mas empeño si cabe del que hemos puesto hasta la fecha” por el cumplimiento de los compromisos adquiridos ya que si “los planes hasta ahora han sido para nosotros una referencia y un importante instrumento para avanzar en los objetivos concretos de cada barrio (equipamientos, centro sculturales, bibliotecas,…) y en los generales del movimiento ciudadano ( reequilibrio social y territorial), hoy por hoy, son además, una garantía necesaria en la actual coyuntura”.

En su intervención, Gallardón ha prometido que “no habrá para los Planes Especiales de Inversión ni un sólo recorte presupuestario” ya que “responden a compromisos que adquirimos con vosotros antes de las elecciones”.