A juicio de la FRAVM, estas políticas ya han sido muy desatendidas en los años del boom y sería injusto que las personas más desfavorecidas sufran ahora más recortes.

La FRAVM y las asociaciones vecinales exigen a las administraciones el mantenimiento de estas actuaciones y que, en su caso, los recortes se apliquen en otras actuaciones tales como el cierre de la M-50, la carretera de los Pantanos, la remodelación de Serrano, el Eje Recoletos-Prado, la construcción de nuevos túneles, de las infraestructuras contempladas en la candidatura olímpica de Madrid 2016 y los grandes fastos, como la reciente inauguración de los teatros del Canal o la celebración del bicentenario del 2 de Mayo.

La Federación vecinal espera obtener información más precisa del alcance de los recortes presupuestarios y sus consecuencias en el desarrollo de los planes especiales de inversión de los distritos de Villaverde, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas, así como de las actuaciones pendientes de ejecutar en los PAU de Montecarmelo, Sanchinarro y Las Tablas.

Por último, hace un llamamiento para que las administraciones consulten con los partidos de la oposición y los agentes sociales, sindicales y económicos los presupuestos del próximo año para determinar las prioridades de las inversiones públicas y a la sociedad civil organizada a oponerse a la adopción de políticas reaccionarias bajo la coartada del impacto de la crisis económica.